Jordi Pujol
Jordi Pujol, hoy, en una rueda de prensa Toni Garriga/EFE
Pujol ha convocado a la prensa para leer una declaración sobre las insinuaciones de Maragall sobre un presunto cobro de comisiones por la adjudicación de obra pública en Cataluña, unas insinuaciones que según el fundador de CiU sirvieron para que Maragall "se quitara de encima la presión" por la crisis del Carmel.

Según Pujol, "todo el estrépito" causado por las palabras de Maragall "hará mucho daño" al país y "dejará herida".


CIU NO ACUDIRÁ A LA CUMBRE DEL ESTATUT

El presidente de CiU, Artur Mas, anunció hoy que no asistirá a la nueva cumbre sobre el Estatut, al considerar "rota" la capacidad de diálogo con Pasqual Maragall, a quien niega toda "autoridad política y moral" para seguir liderando un proceso de reforma estatutaria que ve ahora "hipotecado".

Mas, que compareció en rueda de prensa en el Parlament, avisó de que el "gravísimo error" o la "maldad" del presidente de la Generalitat, al haber insinuado el presunto cobro por parte de CiU de comisiones en la adjudicación de obras públicas, "lo contamina todo", y pretender que en la política catalana todo continúa igual, "como si no pasara nada", es una "ingenuidad".

El jefe de la oposición admitió que "erró" el jueves pasado al aceptar la inmediata rectificación de Maragall en el Parlament después de haber lanzado las acusaciones de corrupción contra CiU, una rectificación que ahora considera "insuficiente" y cree que la federación nacionalista "no tiene más remedio que autodefenderse"