El Partido Castellano (PCAS) y su sección juvenil, Castilla Joven, han pedido "la disolución inmediata del Consejo de la Juventud de Castilla-La Mancha", cuya gestión "ha quedado demostrada en estos días que es un auténtico sainete político, muy alejado de los fines que debe perseguir el órgano de representación de la juventud de esta comunidad".

Según ha informado el PCAS en nota de prensa, el "grado de politización" al que ha llegado la actual Ejecutiva y la "incapacidad" demostrada para representar a la juventud de esta comunidad cuando la mayoría de la ejecutiva está copada por miembros del PSOE o de Juventudes Socialistas, hacen "absolutamente inviable" la continuación de este organismo.

Por otro lado, el PCAS ha recordado que el Consejo de la Juventud "fue denunciado como absolutamente partidista por parte de Castilla Joven cuando se eligió a su gerente, Lourdes Galán Rivas, concejal del municipio ciudadrealeño de Castellar de Santiago, miembro Adscrito al Grupo PSOE y con las delegaciones de Servicios de Juventud".

A su juicio, la elección de Lourdes Galán Rivas, "no sólo incumplía el artículo 44 del reglamento de régimen Interno del Consejo de la Juventud de Castilla-La Mancha sobre incompatibilidades, sino que dejaba claro que el PSOE se había propuesto monopolizar y controlar el Consejo de manera partidista", ha señalado el PCAS.

De esta manera, y a la vista de las "dimisiones en cascada" que se están produciendo los últimos días en el Consejo y a la luz de la utilización "absolutamente partidista" que le está dando el PSOE y Juventudes Socialistas, desde Castilla joven y el Partido Castellano (PCAS) "no podemos más que sumarnos a las voces que reclaman la disolución del Consejo de la Juventud y la dimisión inmediata del director general del Instituto de la Juventud de Castilla-La Mancha, Javier Gallego".

Consulta aquí más noticias de Toledo.