Manifestación de Metro
Los trabajadores de Metro de Madrid se manifiestan en la Puerta del Sol. Kote Rodrigo / EFE

Las horas de trabajo perdidas por huelgas sumaron más de 17 millones en los siete primeros meses del año, lo que supone un 43,3% menos que en el mismo periodo de 2009, según los datos del informe sobre conflictividad laboral realizado por CEOE.

Se registraron 476 paros, con 307.605 trabajadores en plantilla y 6,7 millones de horas perdidas Hasta julio se contabilizaron 657 huelgas, un 5,59% más que en el mismo periodo del ejercicio precedente, que afectaron a empresas y sectores con más de cuatro millones de trabajadores censados, de los que 855.196 resultaron directamente implicados, un 237,2% más.

En cuanto a la conflictividad estrictamente laboral -descontando las huelgas de funcionarios y extralaborales-, se registraron 476 paros, con 307.605 trabajadores en plantilla, 62.693 implicados y 6,7 millones de horas perdidas, un 60,9% menos.

Asimismo, sólo en el mes de julio se produjeron 46 huelgas (-53,3%), que implicaron el paro de 42.043 de trabajadores censados, de los que 9.997 participaron en las mismas, lo que representó un 23,8% del total de los empleados. Como consecuencia de estas alteraciones, se perdieron 591.590 horas de trabajo, un 91,1% menos que en junio de 2009.

Por áreas territoriales, la conflictividad laboral en julio incidió principalmente en Madrid, con ocho huelgas En cuanto a la conflictividad laboral, en julio se registraron 31 huelgas en empresas (-55,7%), con 5.481 trabajadores en plantilla y 206.733 horas perdidas (-94,6%). Por áreas territoriales, la conflictividad laboral en julio incidió principalmente en Madrid, con ocho huelgas, seguida de Barcelona (7), Álava y Guipúzcoa (3) y Baleares, Cádiz, La Coruña, Navarra y Asturias, con dos.

En cuanto a las causas originarias de la conflictividad laboral, se convocaron 13 huelgas demanda de diversas mejoras, independientemente del convenio, por las que se perdieron 187.792 horas de trabajo, el 31,7%. Por otro lado, para lograr el abono de salarios atrasados se convocaron seis huelgas, con 253 trabajadores implicados y 19.912 horas no trabajadas.