Julian Assange
Julian Assange, fundador de la web Wikileaks ARCHIVO

Las autoridades suecas han retirado este sábado la orden de arresto que ha permanecido en vigor durante poco menos de un día contra el fundador de la web Wikileaks, Julian Assange, por las acusaciones de violación y abuso, según hizo saber la Fiscalía del país nórdico a la cadena británica BBC.

No es sospechoso de ninguna de las dos acusaciones que se han presentado

La fiscal general de Suecia, Eva Finne, ha decidido que Assange no es sospechoso de ninguna de las dos acusaciones que se han presentado contra él y anunció que se abstendrá de realizar cualquier otro comentario al respecto.

Horas antes la  fiscal en funciones, Maria Häljebo, informaba de que Assange tenía dos órdenes de arresto, una de ellas por presunta violación, y de que la policía intentó detenerle en la noche del viernes al sábado pero que éste se hallaba en paradero desconocido.

Assange, de 39 años, se encontraba en Suecia desde hace días ofreciendo una serie de conferencias después de que el Partido Pirata local aceptara acoger varios servidores de Wikileaks ante la persecución que sufren por parte de las autoridades de Estados Unidos.

Una de las órdenes de arresto era por presunta violación y la otra por agresión

Según publica el diario sueco Aftonbladet, en el que Assange iba a colaborar con una columna (pospuesta por el momento, confirmó este sábado el periódico), una de las mujeres apuntó al fundador de Wikileaks después de estar con él en un piso del barrio de Södermalm en Estocolmo la pasada semana. La segunda lo hizo tras reunirse con él el martes pasado en Enköping. Una de las órdenes de arresto es por presunta violación y la otra por agresión.

El diario Expressen, el primero en publicar la noticia en su edición electrónica, justificó su decisión en lo "extraordinario del caso", a pesar de que la investigación apenas haya comenzado. "Por supuesto que no sabemos lo que pasó entre Assange y esas mujeres que fueron a la policía", aseguró el redactor jefe del diario, Thomas Matteson. "Y hasta que sea juzgado deberá ser observado como inocente, pero nuestra decisión de publicar su nombre y su foto fue la correcta", añadió el periodista.

La portavoz de la fiscalía explicó que las mujeres acudieron a la policía a exponer sus quejas contra Assange, aunque en ningún caso formalizaron una denuncia.

Por supuesto que las denuncias por violación son falsas

Mientras en Internet crecen las sospechas de conspiración, el propio Assange enviaba un correo electrónico al diario Aftonbladet en el que negó que las acusaciones sean verdad. "Por supuesto que las denuncias por violación son falsas", señaló Assange en su mensaje. Igualmente, en un breve mensaje a través de la red social Twitter, el fundador de Wikileaks aseguró que "las acusaciones no tenían ninguna base" y que el asunto "le estaba provocando profundas molestias".