La reducción del suministro de gas de Rusia a Ucrania se deja notar ya en Europa central y del este

La "guerra del gas" entre Moscú y Kiev afecta ya a Hungría, Austria, Eslovaquia, Eslovenia y Croacia, con reducciones considerables de los suministros de gas ruso que les llegan pasando por Ucrania.  También ha afectado a Francia, donde el suministro se ha reducido entre un 25 y un 30 por ciento esta mañana tras el parón del aprovisionamiento de Ucrania.
Medidor del gaseoducto de Ucrania (Efe).
Medidor del gaseoducto de Ucrania (Efe).
Efe

Según Gaz de France (GDF), el operador histórico, se trata de "una degradación significativa" y espera que "esta degradación será pasajera".

La compañía francesa indicó que desde hace varios días ha tomado "un conjunto de medidas para paliar" un posible parón de aprovisionamiento de gas ruso a causa del contencioso entre Rusia y Ucrania por el precio de la energía.

Por un efecto dominó adicional, las repercusiones de esta situación llegarán además a Bosnia y Serbia. De momento, las autoridades de todos estos países aseguran que no hay riesgo para el consumidor privado, que en gran parte depende del gas ruso para afrontar este invierno, pero no dan las mismas garantías para los grandes consumidores industriales.

En Hungría, donde esta mañana se advirtió de una caída de las importaciones del gas ruso en un 40 por ciento, varios consumidores industriales y plantas de generación de electricidad comenzaron a sustituir el gas por petróleo, confirmaron a EFE fuentes de la petrolera magiar MOL.

También el consorcio petrolero austríaco OMV advirtió hoy en Viena de que no puede garantizar el abastecimiento de los grandes consumidores si la situación se agrava, mientras que los hogares privados y las pequeñas empresas no se verán afectados gracias a que "se usan al máximo las reservas y también la producción nacional está al máximo de su capacidad".

Bajada en la presión de la red

La situación se agrava a medida que las cantidades de gas se van reduciendo en cada país por donde pasa un gasoducto, puesto que baja la presión de la red. En Austria, que importa el gas ruso por un gasoducto que atraviesa Ucrania y Eslovaquia, se registra un descenso mayor que en el Estado eslovaco, mientras que en Hungría la situación es peor porque un tercio del abastecimiento desde el exterior entra a través del primer país. MOL avanzó hoy que se ve "obligada" a reducir sus exportaciones a Bosnia y Serbia ante el descenso habido en Hungría. Eslovaquia, principal puente de distribución de gas natural ruso para Europa, que recibe a través de Ucrania, registra una caída confirmada por Rusia de un 30 por ciento.

"Para hoy, Rusia confirmó una reducción de los suministros del 30 por ciento", indicó Dana Krsakova, portavoz de la distribuidora de energía Slovensky Plynarensky Priemysel (SPP).

Eslovenia, por su parte, informó de descensos en los suministros de gas ruso comparables a los de Austria y otros países de la región, según señaló hoy a EFE el administrador general de la compañía de gas eslovena Geoplin, Janez Mozina, quien no quiso precisar en porcentajes la caída registrada hasta ahora. Aunque un 55 por ciento del gas que utiliza Eslovenia proviene de Rusia, Mozina dijo confiar en que, "si no hay temperaturas extremadamente bajas, como tampoco las hay ahora, vamos a apañarnos de alguna forma".

En Croacia, la caída del gas recibido desde ayer varía entre un 18 y un 53 por ciento, con una media del 33 por ciento, informó a EFE la portavoz de la compañía estatal Ina-Naftaplin para el petróleo y gas natural, Nastasa Vujec.

       NOTICIAS RELACIONADAS

Mostrar comentarios

Códigos Descuento