Un total de 171 agentes de la Policía Nacional y Local serán los encargados de garantizar la seguridad durante las fiestas de San Lorenzo, que la capital altoaragonesa celebrará del 9 al 15 de agosto.

El número de efectivos se mantiene con respecto al año anterior, ya que los miembros de la Junta Local de Seguridad de San Lorenzo, que se han reunido para establecer el dispositivo, consideran que es "suficiente" para garantizar y mantener el orden público en unas fiestas en las que se va a prestar especial atención a la prevención de actuaciones de posibles carteristas, la venta de alcohol a menores y a la prevención de la mendicidad, sobre todo infantil.

El subdelegado de Gobierno en Huesca, Ramón Zapatero, que ha presidido la Junta, ha explicado en rueda de prensa que la mendicidad infantil es algo que "suele ocurrir todos los años", por eso "hemos planteado hacer un esfuerzo para intentar evitar estas situaciones porque no podemos consentir que se utilice a menores para ese menester".

Como es habitual, se establecerá un punto de control en el recinto ferial, con presencia policial y de miembros de Protección Civil, durante todos los días de las fiestas y un centro de coordinación en el Ayuntamiento, los días 9 y 10 de agosto.

Por otra parte, el dispositivo de control de alcoholemia se distribuirá en 22 puntos de acceso a la ciudad. En este punto, Zapatero ha insistido en la recomendación de que "si se bebe no se conduce" y ha recordado otras posibilidades como "recurrir al conductor alternativo o a los servicios públicos".

El plan de ajuste, debido a la crisis, no afectará a la seguridad en San Lorenzo, pero se ha creído conveniente prescindir del acto institucional que con motivo de las fiestas organizaba anualmente la Subdelegación del Gobierno el día 11 de agosto.

Por su parte, el alcalde de Huesca, Luis Felipe ha indicado que el plan de seguridad diseñado para San Lorenzo se asienta en los principios de prevención y planificación, cuya labor "se basa en la experiencia de años anteriores debido al buen resultado que ofrece"; en el principio de coordinación, entre el Ayuntamiento y la subdelegación de Gobierno, y el principio de colaboración ciudadana. Felipe ha remarcado que a pesar de los ajustes, en este campo no se recortará porque "la seguridad es básica".

Consulta aquí más noticias de Huesca.