La tormenta del pasado domingo que cayó sobre Calanda ha causado importantes daños, todavía sin cuantificar, que se suman a los daños originados por la tormenta de granizo del pasado 21 de julio que acababa con 236 hectáreas de Melocotón de Calanda en dicha localidad, ha explicado el presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Melocotón de Calanda, Samuel Sancho.

Según Sancho la tormenta de la tarde del domingo afecto "a la misma zona que hace unos días, pero también a la parte de los regadíos nuevos". De esta forma, "la afección es mayor que la de la otra vez", a pesar de que por la cercanía de los hecho "todavía no tenemos la valoración", ha dicho Sancho.

A pesar de todo, Sancho ha afirmado que tras dos tormentas "el pueblo de Calanda está muy, muy, muy dañado; excesivamente", por lo que se ha mostrado preocupado.

El pasado 21 de julio el granizo arrasó 236 hectáreas, lo que supone un 10 por ciento del total de la Denominación de Origen, así que esas cifras se incrementarán ahora hasta "un 15 o un 20 por ciento" a la espera de lo que diga el seguro. En la tarde del domingo, "otras 50 ó 60 hectáreas más se pudieron ver afectadas", ha apuntado el presidente de la DO Melocotón de Calanda.

La tormenta no sólo descargó en la zona de Calanda, sino también en otros lugares del Bajo Aragón. En las localidades de Belmonte de San José o Torrevelilla, dos de las más afectadas, en tan sólo media hora se pudieron recoger hasta 30 litros de agua por metro cuadrado.

Los vecinos de dichas localidades apuntan a pérdidas en la huerta, pero también daños en cristales y tejados, así como en los vehículos que estaban aparcados en la calle en el momento de la tormenta.

Consulta aquí más noticias de Teruel.