La Consellería do Mar colabora con la European Maritime Safety Agency (EMSA) en la limpieza del vertido producido a mediados de abril en el Golfo de México con la cesión del 'skimmer Framo 150 Transret'. Este aparato, que se prestará por un período de tres meses, es "parecido" a un embudo que absorbe las sustancias contaminantes para enviarlas a unos tanques de almacenamiento.

Las autoridades encargadas de la gestión de la lucha contra la contaminación en los Estados Unidos, el U.S. Coast Guard, le solicitaron a la European Maritime Safety Agency la cesión de los medios de lucha contra la contaminación. Ante esta petición, la EMSA, decidió enviarle el skimmer del buque 'Ría de Viga', incorporado en mayo del año pasado a los medios de lucha anticontaminación.

El departamento dirigido por Rosa Quintana colaboró en esta cesión que partió de la EMSA y al entender que esta acción podía "atajar" la posible llegada de residuos a través de las corrientes marinas a las costas europeas.

El remolcador 'Ría de Vigo' es un buque que posee 1.850 toneladas de Registro Bruto —volumen completo del barco—, 68 metros de eslora —longitud—, 13.50 metros de manga —ancho— y 6.8 de puntal —altura—. Este buque tiene una potencia de 10.000 caballos y pode arrastrar hasta un total de 120 toneladas.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.