El incendio que desde este mediodía afecta al paraje Bosc d'en Felip de Vilopriu (Girona), que ha calcinado unas 70 hectáreas, ha obligado a desalojar preventivamente a 69 niños de entre 4 y 12 años que estaban en una casa de colonias cercana.

Según han informado a Europa Press los Mossos d'Esquadra, los niños han sido acompañados hasta sus casas, en los municipios de Vilablareix —53 niños— y La Bisbal d'Empordà —16—, además de evacuarse también a los monitores, y se desconoce si decidirán volver cuando acabe todo.

Este incendio es el más importante en Catalunya en lo que va de verano, ya que hasta ahora el que más hectáreas había afectado era el del 25 de mayo en Benifallet, con 29,2 hectáreas, según los Bomberos de la Generalitat.

El fuego también ha obligado a desalojar a una cincuentena de personas de las casas del núcleo de Gaüses y una masía aislada, que han sido trasladados al pabellón de Verges, y a cortar dos carreteras locales: la GIV-6233 en Vilopriu, entre el kilómetro 0 y 2, y la GI-631, entre el kilómetro 0,5 y 3.

Hasta allí se han desplazado 60 dotaciones terrestres de los Bomberos de la Generalitat y 10 medios aéreos —seis helicópteros y cuatro aviones—, y 29 patrullas de los Mossos, así como los Agentes Rurales.

Según ha informado Protección Civil, han activado a las 15.45 horas la fase de alerta del Plan especial de emergencias por incendios forestales de Catalunya (Infocat).

Consulta aquí más noticias de Girona.