El consejero de Ordenación del Territorio y Vivienda, Julián Sánchez Pingarrón, ha señalado este miércoles que, tras la declaración de impacto ambiental negativa del proyecto de autovía Toledo-ciudad Real, el Gobierno castellano-manchego ha decidido "no tirar la toalla" y ha iniciado "un nuevo estudio informativo para encontrar un corredor que permitiera conectar Toledo con Ciudad Real sin que afecte al medio ambiente".

En rueda de prensa, ha señalado que el Ejecutivo regional "está trabajando" en esta posibilidad y ha añadido que no va "a dejar de hacer ningún esfuerzo para que se cumpla el objetivo de comunicar Toledo y Ciudad Real" por autovía.

Consulta aquí más noticias de Toledo.