Huelga de metro
Andenes atestados de usuarios de metro en la estación de Nuevos Ministerios. Zipi / EFE

La asamblea de trabajadores de Metro de Madrid ha ratificado este lunes el acuerdo alcanzado el sábado entre la dirección y los sindicatos representados en la compañía sobre el recorte de gastos de personal (un 1% en las nóminas), con lo que se da por finalizado el conflicto y por lo tanto la huelga, que ya sumaba 7 jornadas de paro.

El sindicato Solidaridad Obrera se ha descolgado del acuerdoEl principio de acuerdo al que llegaron ambas partes hace dos días implica que las retribuciones salariales de los trabajadores se recortarán un 1% ya en la nómina de julio, aunque tiene carácter retroactivo desde junio.

Las rebajas también afectan a otras partidas de gastos de personal, como los gastos de viaje, de formación profesional, la reestructuración del transporte nocturno de personal, las horas extraordinarias y complementarias y otras primas salariales.

Hubo que esperar

Tras ser ratificado el acuerdo alcanzado entre el Comité de Huelga y la dirección de Metro esta mañana, se abría la puerta al final del conflicto, pero ha sido necesaria la aprobación del turno de tarde para que éste se diera oficialmente por terminado.

El porcentaje de votos ha sido similar por la mañana y por la tarde y de media se sitúa en un 68,3% de los trabajadores, los cuales han ratificado el documento acordado por la dirección y sindicatos y que finalmente recoge la reducción de un 1% sobre las nóminas de los trabajadores.

No ha faltado la atención entre los empleados que han acudido también por la tarde. Muchos de ellos, un 30%, a favor de la propuesta de Solidaridad Obrera, único sindicato que se ha descolgado del acuerdo. Estos representantes apostaban por volver con las movilizaciones en septiembre y tramitar todo el tema de la aplicación de la Ley de Medidas Urgentes vía tribunales.

Comisión de seguimiento

A la salida, el portavoz del Comité de Huelga, Antonio Asensio, ha destacado que con esta decisión el paso siguiente es desconvocar los paros y crear una comisión de seguimiento del convenio colectivo para la que "todavía no hay fecha"

Algunos trabajadores han acusado a otros de estar votando por segunda vezEl momento 'más caliente' ha tenido lugar al comienzo de la votación cuando algunos trabajadores han acusado a otros de estar votando por segunda vez. "Tú ya has votado esta mañana", le ha recriminado un empleado a otro que tenía la mano alzada en el momento del voto a la propuesta del Comité.

Y es que, como a la vieja usanza, los trabajadores han votado a mano alzada, lo que ha ido acompañado de las críticas de muchos participantes en la Asamblea, que han tildado esta manera de votar como "una estrategia de manipulación por parte del Comité". Finalmente, los votos recogidos por la propuesta del sindicato Solidaridad Obrera han ascendido a 238.

Lo importante es que ya hemos acabado, ya que teníamos muchas ganasNo obstante, por las fechas en las que nos encontramos, Asensio ha calculado que, aunque "mañana mismo" ellos retomarían las negociaciones, lo más probable es que los contactos vuelvan a producirse cuando finalice el mes de agosto.  "Lo importante es que ya hemos acabado, ya que teníamos muchas ganas", ha manifestado Asensio, quien ha insistido como lo ha hecho esta mañana, en que el 1% acordado es "un descuento a cuenta" y que van a seguir negociando para intentar que ese porcentaje "vaya a otras partidas" .

Según el portavoz del Comité, el problema es que "no les han dejado negociar sobre otras partidas" y no han tenido más remedio que finalmente aplicar el recorte en el gasto de personal. Asensio ha destacado "la unidad" que ha habido en todo momento con los trabajadores y ha asegurado que si finalmente hay sanciones con los expedientes, "toda la responsabilidad" recaerá sobre el Comité.

Solidaridad Obrera disconforme

Por su parte, el secretario general de Solidaridad Obrera, Abraham Paliza, ha lamentado que haya salido el sí al acuerdo, aunque no lo ha considerado como una "derrota". "Hemos llegado hasta donde hemos llegado y lo que sí es indignante es la traición de algunos compañeros esquiroles, con los que después de esto, hay un antes y un después", ha dicho.

Lamenta el sí al acuerdo pero no lo considera una derrotaEs por ello que al ser preguntado por si descartan nuevos paros más adelante, su respuesta ha sido clara: "Si hay sanción, es lo que quiero creer". En este sentido, Paliza ha criticado que con el acuerdo alcanzado se toca el convenio colectivo.

En concreto, ha señalado que se ven afectadas 200.000 horas de formación anuales, la situación de la plantilla (no se cubrirán las bajas vegetativas) y lo más "importante" los expedientes que a su juicio, se tenían que haber archivado.

Consulta aquí más noticias de Madrid.