Una recreación del Giove-A (Imagen: ESA)
Una recreación del Giove-A (Imagen: ESA) ESA

El primer satélite del sistema de navegación Galileo Giove A terminó hoy con éxito su puesta en órbita y el despliegue de sus paneles solares, indicó a EFE la Agencia Espacial Europea (ESA).

Giove A, que fue lanzado al espacio a las 05.19 GMT desde la base kazaka de Baikonur a bordo de un cohete ruso Soyuz completó su despliegue definitivo algo más de siete horas después.

La última fase crítica consistió en el despliegue de los paneles solares del Giove A, que deber servir de prueba para la red de 30 satélites que conforman Galileo, el sistema de navegación con el que Europa pretende hacer la competencia al estadounidense GPS.

El Giove-A es el primero de los dos satélites de prueba que la Agencia Europea del Espacio (ESA) quiere lanzar antes de junio de 2006, fecha tope para poner en órbita el primero de los 30 satélites operativos con los que contará Galileo en su fase final, en 2010.

Si la ESA no manda el primer satélite operativo antes de junio próximo perderá sus derechos sobre las órbitas
Si la ESA no manda el primer satélite operativo antes de junio próximo perderá sus derechos sobre las órbitas que le han sido concedidas por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) para Galileo, el primer sistema civil de navegación por satélite.

El lanzamiento del Giove-A (acrónimo de "Galileo in-orbit validation element"), fabricado por los británicos, es una etapa esencial para el programa Galileo, ya que va a permitir poner a prueba tecnologías "críticas en órbita", especialmente el reloj atómico más preciso enviado jamás al espacio, según la ESA.

El Giove-B, de repuesto

Por miedo a que el Giove-A fracase, la ESA encargó el Giove-B, cuyo lanzamiento está previsto el próximo abril si todo va bien hoy y dos meses antes, en febrero, en caso contrario.

El Giove-B ha sido construido por el consorcio europeo Galileo Industries, integrada por Alcatel Alenia Space, Astrium y el español Galileo Sistemas y Servicios.

Entre la fase experimental, que ha comenzado hoy, y la operativa, que se iniciará en 2010, hay otra intermedia de validación, entre 2006 y 2007, que consistirá en el envío de cuatro satélites útiles, que es el número mínimo que se necesita para comprobar que el sistema funciona.

Los plazos tan apretados con los que tiene que trabajar la ESA de aquí hasta junio próximo se deben al retraso de dos años que acumula el proyecto debido a múltiples pulsos políticos e industriales para repartirse el pastel, cuyo coste se eleva a 3.800 millones de euros, pero del que se esperan beneficios 4,6 veces superiores, como mínimo.

Este proyecto de infraestructuras podría ser el más rentable puesto en marcha jamás por la UE

Esto hace de Galileo el proyecto de infraes-
tructuras más rentable puesto en marcha jamás por la UE. Galileo "prueba la capacidad de los Estados y de la Unión Europea para comprometerse en proyectos ambiciosos y determinantes para sus ciudadanos, sus economías y para el lugar de Europa en el mundo", destacó el comisario europeo de Transportes, Jacques Barrot, en una entrevista publicada por el diario económico "La Tribune".

Ventajas respecto al GPS de EEUU

Sus ventajas frente al hegemónico estadounidense GPS (Global Positioning System) o al ruso Glonnas es que tendrá más precisión (tendrá una posibilidad de error de únicamente un metro, frente a los 15 metros del GPS) y que es un proyecto civil controlado por civiles, frente a los otros que son militares, con lo que no será interrumpido en tiempos de guerra.