El Senado argentino aprueba la ley que permite el matrimonio homosexual

  • Es el primer país de Latinoamérica que aprueba los matrimonios gays.
  • Tras un tenso debate y por pocos votos: de 33 a 27.
  • Es el único país, con Canadá, de todo el continente americano.
Varios argentinos en una marcha pro matrimonio gay, esperan la decisión del Senado.
Varios argentinos en una marcha pro matrimonio gay, esperan la decisión del Senado.
EFE

El Senado argentino aprobó este jueves por un apretado margen el proyecto de ley que reconoce el matrimonio homosexual tras un tenso debate parlamentario que se prolongó durante cerca de 15 horas.

La iniciativa, impulsada por el oficialismo, fue aprobada por 33 votos frente a 27 votos en contra y 3 abstenciones.

Con la aprobación este jueves en el Senado argentino de la ley que autoriza el matrimonio homosexual, Argentina se convierte en el primer país de Latinoamérica que permite que se celebren bodas entre personas del mismo sexo en todo su territorio.

Tensa polémica

La nueva ley estuvo precedida de una tensa polémica que caló en la sociedad argentina y que enfrentó al Gobierno de Cristina Fernández, partidario de las bodas gay, con la oposición, que pide que se limite el reconocimiento legal a la unión civil, y la Iglesia católica.

Hasta el momento, sólo cuatro ciudades argentinas reconocían la unión civil entre parejas del mismo sexo, aunque desde diciembre se han celebrado 9 matrimonios homosexuales gracias a habilitaciones judiciales, aunque algunos fueron posteriormente anulados.

En el contexto americano, Argentina se une a Canadá en la avanzadilla de países que reconocen los derechos civiles de lesbianas, gays, bisexuales y transgénero (LGBT), en un continente más reacio que Europa a la hora de conceder libertades sociales a estos colectivos.

Bodas gays en el mundo

Mientras que las parejas de gays y lesbianas ya pueden casarse en el territorio íntegro de países como Holanda, España, Bélgica, Sudáfrica, Noruega, Suecia y Portugal, en América, sólo las legislaciones de Canadá y Argentina ofrecen esta posibilidad.

En México, los matrimonios entre personas del mismo sexo son legales únicamente en el Distrito Federal, la capital, donde la ley entró en vigor el pasado 4 de marzo y además se aprobó la adopción.

La batalla en Estados Unidos no se libra a nivel nacional, sino en los estados, que en su mayoría cuentan con leyes que definen el matrimonio como la unión de un hombre y una mujer. No obstante, en los últimos años se han producido cambios importantes, especialmente después de que el estado de Massachusetts legalizara las uniones gay en 2003.

Uruguay y Chile

A él se unieron Vermont, Nuevo Hampshire, Connecticut y Iowa, además de Washington DC y California, donde en 2008 y durante unos meses las bodas fueron legales hasta que los votantes aprobaron en noviembre de ese año una enmienda constitucional, conocida como Proposición 8, que revirtió este dictamen.

Hacia la equiparación de garantías civiles entre heterosexuales y homosexuales caminan Uruguay y Chile, donde el Gobierno de Sebastián Piñera prepara un proyecto que daría cabida a todo tipo de parejas, con el fin de regular asuntos patrimoniales, de sanidad y de pensiones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento