Sharon Janes
La cantante Sharon Jones durante su visita a Madrid. JORGE PARÍS

Sharon Jones es un torbellino de energía. Durante la entrevista gesticula con vehemencia, ríe a carcajadas y rompe a cantar en varias ocasiones. Pura pasión.

Yo no hago revival soul, sino simplemente soulEl soul parece estar viviendo una segunda edad de oro... ¿Cómo vive ese resurgimiento?

Es cierto, en los últimos años ha habido un revival, y han surgido muchos artistas jóvenes. Pero nosotros vamos a lo nuestro: yo no hago revival soul, sino simplemente soul.

En todo caso, el mainstream en EE UU lo siguen acaparando el rap y el mal llamado r&b...

Sí, y yo pienso: "¿cómo esta gente puede estar haciendo tanto dinero?". Cantantes como Beyoncé o Lady Gaga son puro negocio, pura moda. Suenan todas igual y se dedican a salir medio desnudas. Aparte de que, efectivamente, lo que en EE UU se llama r&b no es ni rythm ni blues; es, simplemente, pop hecho a base de samples y ordenadores.

¿Qué ingredientes no deben faltar nunca en una buena canción soul?

Las letras y la música deben ser buenas, pero sobre todo debe estar cantada desde aquí (coloca su puño en el pecho). La gente tiene que entender lo que estás diciendo. No se trata de subirte a un escenario y exclamar (rapea con gesto de enfado) "eh, tío, soy más importante y tengo más oro que tú", sino en hablar de cosas hermosas como (canta) "te doy todo mi amor...".

Hay que vivir las cosas para poder cantar sobre ellas¿Sufrir mal de amores es indispensable?

Desde luego, hay que vivir las cosas para poder cantar sobre ellas. ¡No vas a inspirarte en lo que has visto en una película! (risas). En todo caso, ahora no tengo amor en mi vida. No tengo tiempo. Lo más cerca que lo siento es al cantar sobre él.

Su banda está compuesta casi exclusivamente por músicos blancos...

Sí, pero están llenos de soul en sus corazones (risas). Esta música no entiende de color de piel.

¿Qué siente cuando la comparan con Aretha Franklin?

Me encanta. Hace poco tuve la suerte de poder cantar para ella en un concierto benéfico. Cuando terminó mi actuación, fui a hablar con ella, le dije todo lo que su música había significado para mí y le pregunté qué le había parecido el concierto. Me miró de reojo con cara de indiferencia y exclamó «¡mmph!». Pero lo hizo con una media sonrisa en los labios, así que es una buena señal. Aretha es una tipa dura (risas).

Durante años, trabajó como funcionaria en una peligrosa cárcel. ¿Le inspiró en algún sentido para su música?

No, no, en absoluto. ¿Me imaginas cantando en la cárcel? (risas). Pero sí me enseñó a no tener miedo a nada ni a nadie.

BIO Nació en Augusta (Georgia,EE UU) en 1956. ‘I Learned the Hard Way’ es su cuarto y último disco hasta la fecha.