El pleno del Parlamento Europeo pidió hoy que el presupuesto agrícola de la UE para el próximo periodo que comienza en 2013 sea al menos el mismo que hasta ahora para poder hacer frente a nuevos retos como el cambio climático o la seguridad alimentaria, y advirtió del riesgo de renacionalización de la Política Agraria Común (PAC)

Las ayudas directas a los agricultores "deben seguir siendo íntegramente financiadas por la Unión Europea" porque volver a la cofinanciación por parte de los Estados miembros puede dañar la "competencia leal dentro del mercado europeo", según el informe adoptado este jueves por la Eurocámara. También recomienda que se mantenga el "nivel" de estos subsidios.

En opinión de los eurodiputados, el reparto de los fondos entre los agricultores ha de ser "equitativo" para "respetar la diversidad de la agricultura", pero son necesarios criterios "más objetivos" que permitan reducir las disparidades en los pagos directos.

El pleno también recalcó la importancia de ingresos "justos" para agricultores y ganaderos y propone, entre otras medidas, reforzar el papel negociador de los productores en relación con la industria y mejorar la transparencia de los precios.

Dos cuestiones también defendidas por el grupo de alto nivel de la UE creado para buscar soluciones a la crisis del sector y cuyas conclusiones serán estudiadas el próximo lunes por los ministros de Agricultura europeos en una reunión en Bruselas.

Finalmente, los eurodiputados apostaron por crear una "red de seguridad" —que incluya instrumentos ya existentes como el almacenamiento público y privado y la intervención— para combatir la volatilidad de los precios y afrontar crisis futuras.

Por su parte, el comisario de Agricultura, Dacian Ciolos, agradeció el pronunciamiento del PE y dijo que lo tendrá en cuenta al redactar la comunicación sobre el futuro de la PAC que prevé presentar en el mes de noviembre.

El informe parlamentario recoge cuestiones importantes como el equilibrio entre la seguridad alimenticia y la gestión eficiente de los recursos naturales, y otras aportaciones como "ideas" para la red de seguridad o la necesidad de hacer "más comprensible" esta política a la opinión pública.

También la eurodiputada socialista Iratxe García defendió el papel de la agricultura como sector estratégico para cumplir las prioridades de la nueva política económica europea, la llamada Estrategia 2020, y reclamó una PAC "fuerte" que, más allá de 2013, y "sin perjuicio de la especificidad de algunos sectores o regiones, preserve su carácter común".

Consulta aquí más noticias de Valladolid.