El Ayuntamiento de Zaragoza ha recordado algunos consejos útiles para la población, tal y como se recoge en el Plan Municipal de Protección Civil, ante las alta temperaturas. Se trata de medidas de autoprotección con el objetivo de evitar problemas de salud.

El consistorio ha advertido en un comunicado de que el calor ambiental puede ser "muy peligroso", especialmente para niños, personas mayores y personas con problemas en las vías respiratorias, que hacen preciso que "no permanezcan prolongadamente en un ambiente de alta temperatura".

Los consejos básicos son evitar largas exposiciones al sol, tanto en situación de reposo como andando o trabajando, sobre todo cuando existen olas de calor agobiantes; evitar el fuerte sol de mediodía; y no realizar grandes esfuerzos físicos bajo el sol.

Además, se deben utilizar cremas protectoras y procurar ponerse a la sombra y se tiene que protegerse especialmente la piel de los niños, ya que es muy sensible al sol, por lo que necesitan utilizar sombrero, camiseta y lociones protectoras.

En caso de enrojecimiento de la piel, hay que beber abundante líquido y aplicar compresas de agua fría sobre la cabeza. Tras una larga exposición al sol, no hay que introducirse repentinamente en agua fría, sino que hay que ir aclimatando el organismo poco a poco a la nueva temperatura.

Desde el Ayuntamiento han explicado que un proceso de deshidratación puede suceder como consecuencia de una permanencia prolongada en un ambiente de alta temperatura. En esos casos, hay que ingerir líquidos con sales y no realizar esfuerzos físicos. También se aconseja vigilar el perfecto estado de conservación e higiene de sus alimentos.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.