El Servicio de Protección Civil de Castilla-La Mancha, dependiente de la Consejería de Presidencia y Administraciones Públicas, ha comunicado a sus responsables, a los ayuntamientos de las comarcas afectadas y a los grupos de intervención, la ampliación de la alerta por riesgos de altas temperaturas durante el día de mañana en la región, según las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

En la provincia de Albacete, se establece la alerta amarilla por temperaturas que podrán alcanzar, según la AEMET, los 38º centígrados en las comarcas de la Mancha albaceteña, Hellín y Almansa. Para la provincia de Ciudad Real, se declara alerta naranja en previsión de temperaturas que podrán llegar a ser de 42º centígrados.

En la provincia de Cuenca, las temperaturas podrán alcanzar los 38 grados centígrados en la Serranía, donde se fija el nivel de alerta naranja, mientras que, en la Alcarria conquense y La Mancha conquense, se establece el nivel amarillo de alerta.

Para las comarcas de las Parameras de Molina y la Alcarria, en la provincia de Guadalajara, se prevén temperaturas de hasta 38º y 40º C, respectivamente, declarándose el nivel de alerta naranja, según ha informado la Junta en nota de prensa.

En la provincia de Toledo, la AEMET declara alerta naranja para la Mancha toledana y el Valle del Tajo, por temperaturas que podrían llegar a los 41º C. En los Montes de Toledo y la Sierra de San Vicente, podrían alcanzarse temperaturas de 37º centígrados, estableciéndose la alerta de nivel amarillo. CONSEJOS

Para reducir los riesgos ante estas temperaturas, la Consejería de Presidencia y Administraciones Públicas recuerda los consejos a seguir: limitar la exposición al sol y permanecer en lugares protegidos el mayor tiempo posible y evitar la actividad deportiva y los ejercicios físicos prolongados en las horas centrales del día.

También se recomienda tomar comidas ligeras y alimentos como frutas y hortalizas, ricos en agua y sales minerales y la ingestión de agua o líquidos sin esperar a tener sed.

Asimismo, hay que procurar bajar las persianas de las viviendas para evitar que el sol entre directamente en ellas; y se aconseja el uso de ropa clara y ligera, cubriendo especialmente la cabeza; y se debe prestar especial atención a niños y personas mayores, evitando que permanezcan solos en vehículos al sol o con las ventanas cerradas.

Para atender situaciones de emergencias y de riesgo, Castilla-La Mancha dispone del Teléfono de Urgencias 1-1-2, del que se invita a hacer un uso racional.

Consulta aquí más noticias de Toledo.