Agentes de la Jefatura Superior de Policía de Valencia, con la colaboración de agentes de la UDEV Central y de la UDYCO de Alicante, han detenido a cinco personas —cuatro hombres de entre 21 y 33 años y a una mujer de 25 años—, por presuntamente pertenecer a un grupo organizado dedicado a robos con fuerza en fábricas y polígonos industriales, según ha informado Jefatura en un comunicado.

La Policía abrió una investigación en febrero, en una operación denominada 'Ringo Cobre', e identificaron a los presuntos miembros del grupo, todos ellos de origen rumano, y detenido este lunes, día 5 de julio.

El 'modus operandi' de este grupo consistía en varias fases. Una primera, de observación y localización del lugar en el que se iba a cometer el hecho; una segunda, en la que perpetraban el robo; una tercera, en la que procedían al pelado de los cables para la obtención del cobre; y una cuarta, en la misma chatarrería, con la que actuaban en connivencia, no haciendo constar en el libro de registro la venta, y dificultando así la labor policial.

Los agentes realizaron tres registros en dos domicilios y una chatarrería, en los que intervinieron diversos útiles para la perpetración de los robos; 13 piezas de oro con anotaciones en castellano; prendas de vestir procedentes de varios hurtos; 2.300 euros en efectivo; 32 kilos de cobre pelado; una CPU y su monitor; y diversa documentación fotocopiada a nombre de personas ajenas a la investigación.

Los policías averiguaron que los detenidos, a parte de los cuatro delitos de robo con fuerza, también eran autores de tres delitos de usurpación de estado civil y estafa, ya que supuestamente contrataban líneas telefónicas a nombre de otras personas, a las que la compañía reclamaba el pago de las facturas. También les consideran los presuntos autores de siete hurtos en tiendas de ropa de Alzira, Ribera de le Chuquer y Xàtiva.

Los detenidos, con antecedentes policiales, han pasado a disposición judicial.

Consulta aquí más noticias de Valencia.