La 'Comisión 8 de Marzo' ha mostrado su "perplejidad" y "absoluto rechazo" a la posición del presidente de la Comunidad, Ramón Luis Valcárcel, ante la Ley de Salud Sexual y Reproductiva aprobada por el Parlamento Español y pidió su dimisión por considerarlo "indigno de ocupar el puesto de representante de todos los murcianos".

De esta forma, la Comisión, en una nota de prensa, consideró "un escándalo" que en un estado democrático un presidente de una Comunidad Autónoma que forma parte de ese Estado anuncie que no acatará la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), "cuando su obligación es no sólo acatarla, sino hacerla cumplir".

A su juicio, "es una conducta injustificable que merece reprobación y la petición de la retirada de Valcárcel de la vida política".

En este sentido, le recomendó al presidente autonómico que "si quiere defender el dogma católico se vaya a militar a la iglesia", al tiempo que le recordó que es "el presidente de todos los murcianos y que está obligado por la Constitución a defender la aconfesionalidad del Estado y de todas sus instituciones".

Con esta actitud, recriminó, "las mujeres murcianas están desprotegidas con respecto a el resto de los territorios del Estado" y más aún "teniendo en cuenta que Murcia es la región española con mayor número de interrupciones de embarazo", por lo que exigió a Valcárcel que "ponga los medios para informar y formar a las jóvenes para evitar embarazos no deseados".

Consulta aquí más noticias de Murcia.