Hipoteca
En España, las hipotecas tienen un periodo medio de amortización de entre 20 y 25 años. ARCHIVO

La deuda hipotecaria se situó en mayo en 680.690 millones de euros, lo que supone un incremento interanual de casi el 1% (0,9%) respecto al mismo mes de 2009, cuando crecía a un ritmo del 1,2%, según datos del Banco de España.

En mayo se registró el mayor incremento mensual del último ejercicio A pesar de que la deuda hipotecaria se sitúa muy por debajo de los niveles de hace un año, en mayo registró el mayor incremento mensual del último ejercicio, al repuntar cinco décimas respecto a abril, cuyo crecimiento fue del 0,4%, el mismo porcentaje que en febrero y marzo.

El crecimiento de la deuda se situó por debajo del 1% en julio de 2009 (concretamente, en el 0,8%) y desde entonces ha ido descendiendo progresivamente mes a mes. En enero de 2010 se situó en el 0,2%, el nivel más bajo del año, y logró repuntar hasta el 0,4% en febrero.

Estos datos demuestran que los préstamos de los hogares para vivienda han comenzado a recuperarse levemente en lo que va de año, aunque la caída aún es pronunciada si se compara con el ejercicio 2009. Asimismo, el saldo de créditos superó en mayo los 680.000 millones, el más alto alcanzado hasta ahora.

Los préstamos de los hogares para vivienda han comenzado a recuperarse levemente en lo que va de añoLa deuda total de los hogares alcanzaba en el quinto mes del año los 902.135 millones de euros, lo que supone un crecimiento interanual del 0,5% y suma tres meses seguidos de repuntes tras seis meses consecutivos de descensos. Este crecimiento se encuentra lejos del que experimentaba la deuda de los hogares hace un año, cuando crecía un 0,8%.

Por el contrario, la deuda de las empresas continuó su descenso en abril (-2,4%) por séptimo mes consecutivo, hasta alcanzar 1,30 billones de euros, muy por debajo del crecimiento del 5,7% que registraba el saldo de los préstamos en mayo de 2009.