Los comercios de la isla comenzarán este miércoles sus rebajas de verano con descuentos "agresivos" de entre el 40 y el 50 por ciento, en las que se confía que no se cumpla la previsión de la Federación de Usuarios-Consumidores Independientes (FUCI) según la cual el gasto medio previsto por persona en Baleares estará en 70 euros, un 22 por ciento menos que en las de 2009 y la cifra más baja de los últimos cinco años.

El presidente de la patronal del Pequeño y Mediano Comercio de Mallorca (Pimeco) ha asegurado, en declaraciones a Europa Press, que estos descuentos llegarán al 70 por ciento en la etapa de remate de estas rebajas. Además, en cuanto a la facturación que se obtendrá durante los próximos dos meses, ha confiado en que el gasto sea más elevado a las previsiones, puesto que si fuese únicamente de 70 euros por persona serían unos datos "muy negativos".

Por ello, ha esperado que, como mínimo, se alcancen los 90 euros por ciudadano de las últimas rebajas de verano, que ya supusieron un descenso del 12 por ciento en cuanto al beneficio obtenido respecto al 2008.

En relación al stock, Coll ha revelado que éste se encuentra sobre el 35 por ciento. Según ha dicho, los comerciantes tienen una gran "diversidad de artículos pero sin un gran stock" porque "no han comprado tanto" como otros años.

Por su parte, desde El Corte Inglés han informado que desde hoy los descuentos, en la mayoría de ocasiones, llegarán a la mitad del precio. Asimismo, han apuntado que la mayor demanda se centra en los artículos que componen el equipamiento para las vacaciones de la familia como son los relativos a moda, baño, complementos, zapatería o deportes.

Gasto y recomendaciones

El gasto previsto en las rebajas por parte de los ciudadanos de Baleares, 70 euros por persona, es cinco euros superior a la media nacional.

Las rebajas serán oficialmente inauguradas este miércoles mediante un pasacalles y diferentes actividades lúdicas, que comenzarán a las 10.00 horas en la esquina entre las calles Sant Miquel y Oms.

Como suele ser habitual, la Dirección General de Consumo de la Conselleria de Salud ha realizado una serie de recomendaciones a la población y ha aconsejado comprar con responsabilidad y ajustar las necesidades al presupuesto, a la vez que ha recordado que en este periodo de descuentos los consumidores tienen los mismos derechos.

Así, el Govern señala que las rebajas son una "muy buena ocasión por comprar aquello que se necesita a un precio más ventajoso", aunque matiza que debe hacerse siempre de forma "segura, saludable, sostenible y solidaria".

No obstante, la Dirección General de Consumo ha recibido, en anteriores campañas, pocas reclamaciones relacionadas con las rebajas. En concreto, durante la temporada de descuentos de invierno, se presentó un total de 20 reclamaciones, fundamentalmente por no permitir el uso de tarjetas de crédito o el cambio de los productos adquiridos.

El Govern ha explicado que existe venta de rebajas cuando los productos se ofrecen en el mismo establecimiento comercial a un precio inferior al ordinario de venta, con motivo de cambio de estación, fin de temporada o renovación de existencias.

El Ejecutivo recomienda a los consumidores que tengan en cuenta que los productos ofrecidos en rebajas no pueden ser adquiridos por el vendedor especialmente para la venta en este periodo, puesto que deben ser artículos que hayan estado a la venta con anterioridad.

Asimismo, señala que el precio rebajado debe estar claramente indicado junto con el anterior y que el anuncio de rebajas tiene que afectar como mínimo a la mitad de los productos del establecimiento. Esto sin perjuicio que pueda anunciarse la de cada artículo en concreto, que debe ser debidamente identificado y diferenciado del resto.

También apunta que los precios de venta deben figurar tanto en los escaparates como en el interior del comercio y que los productos rebajados tienen que estar diferenciados de otros tipos de ventas a precios inferiores a los habituales, como los artículos en liquidación, los saldos o las ofertas.