El presidente de la Cámara de Comercio, Industria y Navegación, Ignacio González Martín, ha afirmado que los datos sobre desempleo conocidos este viernes demuestran que "las medidas para incentivar la actividad económica no están dando los frutos deseados en el archipiélago".

Canarias es la única comunidad autónoma española donde el paro ha vuelto a crecer en junio. Un total de 57 personas han pasado a engrosar la negra estadística del desempleo, lo que supone un incremento del 0,02 por ciento y un acumulado de casi 266.000 personas sin trabajo en el archipiélago, según informó la Cámara en un comunicado.

Sólo en las estadísticas interanuales Canarias está mejor que la media nacional, ya que respecto a junio de 2009 el archipiélago ha visto subir el número de trabajadores en paro un 7,1 por ciento, frente al incremento del 11,7 por ciento del resto del país.

Aún así, mientras en junio del año pasado el paro se pudo recortar un 0,2 por ciento, en esta ocasión, la antesala del verano ha sido negativa, lo que, para el presidente de la Cámara de Comercio, Industria y Navegación, Ignacio González Martín, demuestra que las medidas para incentivar la actividad económica no están dando los frutos deseados en el Archipiélago.

Según González Martín, "el mercado laboral en Canarias está viviendo una auténtica fase de estancamiento debido a que el tejido empresarial no dispone de las herramientas ni del clima de confianza necesarios para generar empleo". A su juicio, resulta significativo y preocupante que, junto con la construcción, sea el sector servicios el que haya vuelto a alimentar el paro en un mes en el que tradicionalmente ya se empieza reforzar la contratación con la mirada puesta en la campaña de verano.

Aunque para los próximos meses de julio y agosto se prevé una mejoría arrastrada por la temporada estival, el presidente de la Cámara de Comercio recuerda que el fortalecimiento del mercado laboral canario no se puede dejar en manos de la coyuntura veraniega. Según explica, "para que las Islas empiecen a nutrirse de puestos de trabajo de forma estable es necesario mucho más que las bonificaciones a la Seguridad Social para las nuevas contrataciones, una medida que es positiva, pero que no es la salvación y está lejos de conseguir el objetivo de crear 80.000 nuevos contratos como se pretendía".

Tal y como indica González Martín, "el problema es que opciones como el contrato alemán o los descuentos en las cotizaciones son sólo el acelerante, la gasolina para aumentar la velocidad de la recuperación, pero no el motor capaz de generar actividad económica. Si no se estimula la emprendeduría, ni se restablece el crédito, ni se crea un clima de confianza propicio, hablar de un escenario cercano de recuperación del empleo en Canarias será pura utopía".

Para el presidente de la Cámara es necesario adoptar medidas que incentiven la inversión y que sirvan de desahogo a las pymes. En este sentido, considera fundamental que después de la reforma laboral se ponga en marcha una revisión del sistema fiscal para que se creen condiciones de tributación más favorables. Insiste, también, en aumentar la eficiencia de la administración pública, "para reducir el pesado y complejo entramado institucional en el que muchas veces se queda atrapada la iniciativa empresarial".

Según explicó Ignacio González Martín, la lentitud de las administraciones no sólo afecta a cuestiones como la concesión de licencias para llevar a cabo proyectos empresariales, sino también está retrasando sus pagos a las empresas proveedoras, "una morosidad institucional que en Canarias asciende a más de 1.700 millones de euros y que tiene asfixiados a muchísimos negocios, poniendo en riesgo los puestos de trabajo que de ellos dependen".

La mejora de la formación y su adaptación de las necesidades del tejido empresarial es otra de las cuestiones que para el presidente de la Cámara de Comercio son fundamentales si se quiere aumentar la competitividad y capacidad de la economía del Archipiélago. Según indica, "los malos resultados que ha obtenido el sistema educativo de Canarias en el reciente examen del Ministerio exigen mucho más que una reflexión. Hay que empezar a actuar para no seguir a la cola en materia educativa, porque de eso depende en gran medida nuestro futuro".