Pymes
Un plan de continuidad para frenar la desaparición de pymes.

Cada año desaparecen en España 50.000 pequeñas y medianas empresas por motivos distintos a los meramente económicos. dejan de funcionar por la jubilación del dueño, problemas de salud, fallecimiento de alguno de los socios o porque no hay sucesores.

Para frenar la destrucción del tejido empresarial de este tamaño, la Empresa Nacional de Innovación (ENISA), que depende del Ministerio de Industria, ha puesto en marcha el Plan de Continuidad Empresarial, con el que pretende aegurar la pervivencia de las pymes, consolidar el empleo y aumentar las oportunidades de éxito para los emprendedores que adquieran negocios que ya están en funcionamiento. Se financiará con una línea de crédito de veinte millones de euros

Este proyecto se financiará con una línead e crédito de 20 millones de euros

El Plan de Continuidad Empresarial, que en 2010 empieza como una iniciativa piloto en colaboración con once cámaras de comercio, cuenta con una plataforma web para facilitar la transmisión de empresas (www.plancontinuidadempresarial.es) con información general, una base de datos de ofertas y demandas de transmisiones y otras herramientas necesarias en el proceso.

También se ha puesto en marcha una red de centros de transmisión de empresas para ofrecer un servicio integral de asesoramiento que abarque todas las fases de la transmisión.

Para que los interesados puedan contar con apoyo financiero se ha habilitado una línea de crédito con una dotación máxima de 20 millones de euros que gestionará la Empresa Nacional de Innovación (ENISA). Los interesados contarán con asesoramiento e información en todo momento

Habrá consultores especializados que realizarán un análisis de la situación de las compañías y trabajarán en la preparación de la documentación necesaria así como en la búsqueda de los compradores mejor posicionados para hacerse cargo de la empresa.

Los interesados tendrán información completa sobre el negocio que tienen pensado adquirir y contarán con un asesor para realizar todos los trámites de la compra-venta.

El proceso de transmisión se establece en cinco fases: información para las partes interesadas, firma de los contratos de prestación de servicios, realización del dossier de empresa, búsqueda activa de compradores y cierre de la operación.