La pareja de homosexuales condenada en Malawi por haber contraído matrimonio ha sido perdonada y su pena conmutada por el presidente del país, Bingu Mutharika. El presidente, tras una conversación con el secretario general de la ONU Ban Ki-moon, ha ordenado su inmediata puesta en libertad.

Ban Ki-moon ha añadido que las leyes del país en lo que respecta a la homofobia deberían modificarse

Steven Monjeza y Tiwonge Chimbalanga fueron condenados a 14 años de prisión este mes acusados de delitos de indecencia pública y actos antinaturales. El conocimiento público de la pena produjo una ola de condenas internacionales que ha desembocado en la liberación de la pareja.

Ban Ki-moon ha añadido que las leyes del país en lo que respecta a la homofobia deberían ser modificadas cuanto antes. En este sentido, y según BBC, parece que el líder de la ONU está presionando a los parlamentarios para que aprueben cuanto antes cambios en este sentido.

Crítica de Amnistía Internacional

Una de las condenas más fuertes que se ha escuchado sobre el caso ha sido la de Amnistía Internacional, que calificó de escandalosa la condena impuesta a la pareja de homosexuales.

"La condena envía un mensaje tan enérgico como inaceptable de que la discriminación está legalmente justificada en el sistema judicial de Malawi", afirmó Michelle Kagari, directora adjunta para África de esta ONG de derechos humanos.

Otras organizaciones de homosexuales y de defensa de los Derechos Humanos, así como un grupo de donantes de Malawi, entre ellos la Comisión Europea, Noruega, el Reino Unido, Alemania, el Banco Mundial y el Banco Africano de Desarrollo, también habían advertido que el país debía respetar los derechos de sus ciudadanos.