El objetivo de todas estas actividades, organizadas por las ONGD Setem-CV, Intermón Oxfam, Ecosol, Petjades, Sodepau y La tenda de tot el món, y subvencionadas por la Consellería de Solidaridad y Ciudadanía, era "concienciar a los ciudadanos sobre su capacidad para contribuir en la lucha contra la pobreza si cambian sus hábitos de consumo", según explicaron fuentes de la organización en un comunicado.

Bajo el lema 'Un día para celebrar, todo el año para actuar', Valencia se unió así a el reclamo de un consumo "más responsable" con los productores de los países empobrecidos. Un reclamo que tiene lugar por estas fechas en 130 ciudades y municipios de toda España y que busca recordar a los consumidores que "sus compras influyen en las desigualdades económicas mundiales".

Una portavoz de la ONGD Setem, Silva Ibáñez, subrayó que el comercio justo constituye una "eficaz herramienta de cooperación", ya que "garantiza unas condiciones laborales y salariales adecuadas a los productores, asegura la igualdad de género, la protección del medio ambiente en los procesos de fabricación y que no exista explotación infantil", y destacó que "en nuestro día a día, a través de la compra de este tipo de artículos, podemos contribuir al desarrollo de los pueblos".

Consulta aquí más noticias de Valencia.