"El rigor en la gestión de los fondos públicos es un requisito fundamental para valorar el buen funcionamiento de toda administración. La exigencia en esta materia debe ser aún mayor en tiempos de crisis, a fin de ganar en eficacia y eficiencia", destacó.

El PP indicó que esta iniciativa se enmarca en la "necesaria política de austeridad" para combatir la crisis económica, reclamada por el PP a través el Acuerdo de Bases firmado con el PSE-EE y sustanciada en diversas acciones. "Comenzamos en 2010 con la revisión del entramado de sociedades públicas y ahora procede replantearse también la política de subvenciones", subrayó.

Barreda presentó una batería de iniciativas en las que pide un "análisis detallado" de los resultados obtenidos a raíz de esas ayudas- por valor de 14,1 millones de euros-, el seguimiento efectuado por la administración o las posibilidades de recuperación de los fondos aportados, "con la finalidad de detectar debilidades en la gestión de los recursos públicos y obtener conclusiones para su mejora en el futuro".

En este sentido, preguntó al Departamento de Medio Ambiente si está previsto exigir la devolución de alguna cantidad, por vía administrativa o judicial.

En opinión del portavoz del PP, el "acierto" en los programas de ayudas a la inversión, subvenciones y otros incentivos para la actividad económica tiene "especial relevancia".

Por este motivo, el PP ha procedido al análisis de las ayudas concedidas por el Departamento de Agricultura y Pesca del Gobierno vasco entre los años 2004 y 2009 -ambos incluidos- a distintas empresas y entidades del sector primario. En concreto a doce empresas acogidas a las programas Ikerketa, Erein, Egoki, Ayudas Feder y Ayudas a la Inversión, que recibieron ayudas a fondo perdido o reembolsables, destinadas tanto a la inversión como a la investigación.

"Con la perspectiva que da el tiempo transcurrido, cabe poner en duda la eficacia y la utilidad de tales ayudas; en algunos casos, incluso su objeto real", advirtió.

Entre las empresas beneficiarias de estos programas se encuentran Adecap, Urremendi, la Mesa Intersectorial de la Madera, Haizegor, Maderas Basañez, la Confederación de Forestalistas, Enerpellet S.L., Egurbatu, Ade Biotec, Enerpellet, Ebaki XXI, Azloa Oxibaltza, que recibieron ayudas por valor de 14,1 millones de euros.

En las iniciativas presentadas por el PP, Barreda ha pedido explicaciones a la consejera de Medio Ambiente sobre el destino de las ayudas recibidas por cada empresa entre 2004 y 2009, el seguimiento que se ha realizado para comprobar la finalidad de los fondos y su eficacia, además de las visitas y los informes elaborados.

Asimismo, el portavoz del PP ha pedido conocer si se han solicitado ayudas similares con los mismos fines de otras administraciones en el mismo período y si está previsto exigir la devolución de alguno de tales importes, por vía administrativa o judicial.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.