naufragio
Traslado a puerto Lavandeira JR/EFE

Los primeros cuatro cuerpos fueron localizados el jueves a las 17.05 horas en la estancia inferior al puente, un comedor-cocina, y en un pañol con literas, según explicó la ministra de Fomento, Magdalena Alvarez, que supervisó las labores de rescate desde el remolcador a través de la cámara que han introducido los buzos en el pesquero y que retransmite imágenes al "Alonso de Chaves".

Los cuerpos fueron identificados. Se trataba de Camilo Montes Fernández, cocinero del pesquero y natural de Burela, de los ciudadanos peruanos Richard Gustavo Manchego y José Santos Clavijo Mogollón y el caboverdiano Víctor Jorge Correia.

A medianoche, los submarinistas encontraron los cadáveres de otros dos tripulantes desaparecidos. Los cadáveres correspondían a los dos senegaleses de la tripulación y fueron encontrados entre las 12.30 y 12.45 de la noche en un compartimento de literas situado en la segunda cubierta.

Con estos hallazgos sólo queda por encontrar el cuerpo del patrón del barco, al que su hijo vio saltar del mismo en el momento del naufragio, y el de otro pescador de origen peruano.

Los buzos que han participado en las inmersiones han revelado además que el reloj del barco se paró a las 3:15 horas de la mañana, y que los sistemas de emergencia no funcionaron correctamente.

El pesquero se encuentra en la ría de Viveiro y está amarrado al "Alonso de Chaves" por un cabo para fijar su situación y evitar así posibles desplazamientos.

El "Siempre Casina" fue remolcado con la proa como única parte visible de la nave desde el lugar del naufragio, a 21 millas al norte de Ribadeo, hasta la ría de Viveiro para poder realizar los trabajos de inspección del interior del casco.