La Federación de Asociaciones Protectoras y de Defensa Animal de Madrid (FAPAM), la asociación ALBA y la empresa Dog Model han avanzado que la perra que murió en un desfile en febrero no fue estrangulada por un abrigo, como denunció la asociación El Refugio, por lo que estudian emprender acciones legales contra ésta.

Fapam, ALBA (Asociación para la Liberación y Bienestar Animal) y Dog Model han explicado este miércoles, en un comunicado titulado El perro que nunca murió estrangulado en un desfile, que se plantean emprender acciones legales contra El Refugio, después de que la necropsia haya confirmado su versión sobre la muerte de una perra el pasado 26 de febrero durante un desfile de moda canina organizado por Dog Model.

Tras conocer el resultado de la necropsia han exigido a El Refugio una rectificación La presidenta de Fapam, Matilde Cubillo, ha adelantado que la necropsia determina que la perra no murió estrangulada por un abrigo, sino por un problema que sufría previamente, de origen cardiaco, aunque no ha dado más detalles porque se ofrecerán en una rueda de prensa que han convocado en el Colegio de Veterinarios.

Fapam, Alba y Dog Model recuerdan en el comunicado que el presidente de la asociación El Refugio, Nacho Paunero, "no sólo no acudió a ayudar a sus compañeros (en ese momento), sino que se dedicó a grabar la desgracia con todos detalles" e informó a la prensa de que la perra había muerto "estrangulado con su abrigo".

Tras conocer el resultado de la necropsia, las dos asociaciones y la empresa han enviado un burofax a El Refugio "para que aporte las pruebas que le llevaron a decir que la perrita murió por estrangulamiento, y que diga quien de la Fapam se lo confirmó y qué veterinario se lo dijo".

El presidente de El Refugio ha explicado que no se retractará sobre lo denunciado"De no presentar estas pruebas, se le ha pedido que rectifique su acusación, y de no ser así se va a estudiar emprender acciones legales por clara difamación y por derecho al honor", añade el comunicado, que destaca que la acusación de El Refugio ha desprestigiado a una empresa del sector y a las asociaciones de protección animal.

Al conocer esta intención, el presidente de El Refugio ha explicado que no se retractará sobre lo denunciado, ya que hay un vídeo que atestigua lo ocurrido y además una persona de Aministía Animal, Almudena Beltrán, le confirmó "que el motivo de la muerte de la perra fue que la dejaron dentro de uno de sus coches con el abrigo puesto y se enganchó con la palanca de cambios".

Ha afirmado que si el motivo de la muerte fue que el perro tenía una patología previa, "no debería de haber ido al desfile", y ha recordado que la asociación que preside "no es partidaria de este tipo de actos, que no son de protección animal y en los que se humaniza en exceso a los animales", siempre "con fines comerciales".

Paunero ha explicado que El Refugio no difundió la noticia de la muerte de la perra hasta dos días después de que ocurriese y "nunca ha buscado culpar a nadie", sino denunciar "un triste suceso".