La Policía científica terminó sus trabajos de recogida de pruebas para determinar el origen del accidente mortal que, de momento, no ha sido aclarado. El desescombro de la finca no se terminará hasta el próximo viernes y se prevé que los vecinos afectados puedan recuperar algunas de sus pertenencias que tenían en los pisos.