En un comunicado, la Conselleria dirigida por Bartomeu Llinàs detalló que los alumnos que participarán en estas pruebas, que se llevarán a cabo entre el próximo lunes y viernes, están escolarizados en 446 grupos de 153 centros repartidos entre las cuatro islas.

Concretamente, indicó que los estudiantes realizarán ejercicios sobre cinco materias, una más que las evaluadas el curso anterior, de manera que se evaluará la competencia en comunicación lingüística en inglés (lunes), castellano (martes) y catalán (miércoles); la competencia matemática (jueves) y este año, se añade la de conocimiento e interacción con el mundo físico (viernes).

La Conselleria informó de que cada día los centros deberán aplicar las pruebas que han sido elaboradas por cinco comisiones integradas por profesorado en activo de distintos colegios públicos.

Por otro lado, explicó que las pruebas tienen formato de cuaderno, además de un CD para la comprensión oral de las tres lenguas. Asimismo, destacó que hay tres modelos distintos para las pruebas de competencia en comunicación lingüística y cuatro para las de matemática y conocimiento y la interacción con el mundo físico.

Tras escuchar las instrucciones, la Conselleria apuntó que el alumnado dispondrá de sesenta minutos para contestar y, por otra parte, recordó que las pruebas, que se inscriben dentro de una tradición de evaluación externa muy corriente en países europeos, "evalúan el grado de logro de las competencias básicas y, por tanto, no se deben confundir con el trabajo evaluador habitual de los centros".

Así, recalcó que la finalidad es "conocer para mejorar, tanto respecto a los centros como a la administración", de modo que una vez finalizada la aplicación de las pruebas, el Instituto de Evaluación y Calidad del Sistema Educativo elabora los informes de resultados y los entrega a los colegios.

"corregir problemas de aprendizaje"

En esta línea, la Conselleria apuntó que estos informes aportan al centro y a las familias un perfil diagnóstico, que servirá para "sustentar acciones de refuerzo que ayuden a corregir dificultades o problemas de aprendizaje".

De este modo, cada centro recibirá un informe detallado de los resultados del centro en las competencias evaluadas, como también de otros indicadores del colegio con las comparaciones con los resultados globales de los institutos de la muestra, del conjunto de Baleares, de la misma isla y de la misma titularidad.

"Este informe permite hacer un análisis detallado del logro de las competencias básicas y de determinados aspectos de la organización y funcionamiento del centro, que servirán para poder tomar decisiones y establecer planes de mejora", recalcó la Conselleria, que precisó que toda esta información sobre los alumnos se trata con la "máxima confidencialidad y analiza los resultados de manera singular y específica para cada centro, según su contexto". Por este motivo, dijo que "no darán pie a comparaciones ni clasificaciones entre ellos".