A los conductores condenados a prisión se les decomisará el vehículo

  • La reforma del Código Penal, que se aprobará este jueves, endurecerá las penas en delitos de terrorismo, corrupción y fraude.
  • Se reducen las penas por vender en el top manta, si los beneficios son menores a 400 euros, y por tenencia de drogas, hasta cierta cantidad.
La reforma del código penal contempla la retirada del vehículo al conductor condenado por exceso de velocidad o conducir bebido.
La reforma del código penal contempla la retirada del vehículo al conductor condenado por exceso de velocidad o conducir bebido.
ARCHIVO

La Reforma del Código Penal, que se aprobará este jueves en el Congreso de los Diputados (ya que el texto cuenta con el apoyo del PSOE, CiU y ERC, suficiente para salir adelante), contempla la retirada del vehículo para aquellos conductores condenados a prisión por exceso de velocidad, circular sin carné o conducir bebidos. Esta novedad ha sido criticada por Automovilistas Europeos Asociados, al considerarla una "medida desmesurada".

La Reforma del Código Penal, que modificará 150 artículos, endurece además las penas de los delitos contra la libertad sexual (especialmente si hay menores implicados), corrupción, fraude, tráfico de influencias, cohecho y conductas ilícitas de los funcionarios de la Administración pública. También contempla la posibilidad de penas de prisión para ladrones reincidentes de cuantía inferiores a 400 euros (considerados hurtos y castigados ahora como faltas). En cuanto a los delitos de terrorismo, se establecerá la imprescriptibilidad de aquellos con resultado de muerte.

La reforma contempla penas de uno a dos años de prisión para los okupas que utilicen la violencia física para seguir en la vivienda (hasta ahora, sólo cabía una multa económica) y castiga con trabajos para la comunidad los actos vandálicos sobre los bienes públicos (como los cometidos por los grafiteros).

Reducción de penas

Por contra, otro tipo de acciones delictivas verán cómo sus penas se reducen o se flexibilizan, explicó ayer a este diario Manuel de la Rocha, uno de los encargados de la ponencia de la reforma del Código Penal. Éste es el caso de los delitos por la venta ilegal en la vía pública, como el top manta, cuando sus beneficios no supongan más de 400 euros; la tenencia de drogas hasta una cierta cantidad y la posibilidad de conseguir el tercer grado penitenciario. La reforma, que no cuenta con el apoyo del PP pues la considera "insuficiente", aún tendrá que pasar por el Senado y volver al Congreso. Todo apunta a que el nuevo Código Penal terminará su proceso de aprobación antes de llegar el verano.

En materia de corrupción

Con el nuevo Código Penal el juez podrá imponer sanciones económicas y penales en los delitos de corrupción urbanística, cohecho, tráfico de influencias y prevaricación. Hasta ahora sólo se podía interponer una de las dos. También se incrementan las cuantías económicas y se amplían las penas de prisión (de uno a seis años, cuatro años más que en la actualidad). Otro cambio importante es que se podrá tener en cuenta, en los delitos de ordenación del territorio, el beneficio obtenido desde la adquisición del terreno para imponer la sanción.

Obtención del tercer grado

Hasta ahora el preso tenía que cumplir la mitad de la condena para poder acceder al tercer grado penitenciario. Cuando entre en vigor, el juez podrá adelantar su concesión. Esta medida no se aplicará para aquellos reos condenados por terrorismo o un delito contra la libertad sexual.

Terrorismo y delitos sexuales

En el ámbito de los delitos sexuales, el proyecto otorga una mayor protección a las víctimas más vulnerables, y en el de los delitos de terrorismo se ha establecido la imprescriptibilidad de aquellos con resultado de muerte.

Tráfico de personas

La reforma endurece las penas por traficar con personas (más si son menores de edad), el tráfico ilegal de órganos y la consecución de fondos para organizaciones terroristas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento