Camión de Boadilla
Uno de los camiones de la empresa adjudicataria del servicio de limpieza de Boadilla, que debía pagar el 2%. ARCHIVO

Igual que una organización mafiosa. Francisco Correa, jefe de la trama Gürtel, obligó a los ayuntamientos de Boadilla del Monte y Majadahonda (ambos en Madrid y cuyos dos ex alcaldes están imputados), a que le dieran una comisión del 2% en todos los contratos municipales que adjudicaran. La contratación de Special Events era una imposición de estos ayuntamientos

El sistema era sencillo. Un ejemplo: una empresa que no tiene nada que ver con la trama se lleva la adjudicación de la limpieza viaria de uno de esos municipios. Por ese servicio, el Ayuntamiento le paga 5,5 millones de euros al año. Pero en el pliego de condiciones, el Consistorio impone a la compañía adjudicataria una cláusula por la cual debe destinar un 2% de esos 5,5 millones a campañas informativas que publiciten ese servicio.

Un 2% que en este caso suponen 110.000 euros que había que pagar obligatoriamente a la empresa Special Events, una de las firmas de Correa, que era la encargada de publicitar la limpieza del municipio. La contratación de Special Events era una imposición de estos ayuntamientos, que estaba en los pliegos de condiciones para ser adjudicatario.

Así lo recoge el sumario judicial de la trama Gürtel. El juez tomó declaración al contable de una de las empresas adjudicatarias. Esa cláusula del 2%, según el contable, fue bautizada como "la concienciación al ciudadano de las bondades que le iba a aportar el nuevo servicio".

El sumario revela que sólo en los años 2003 y 2004, por ejemplo, esta empresa pagó un total de 49.000 euros en cuatro facturas a Special Events por campañas de publicidad de las que no se conservan documentos que avalen que se llevaron a cabo.

14 contratos en un año

"Es una especie de impuesto revolucionario que pagaban las empresas a la trama Gürtel con la complicidad del Ayuntamiento", señala Pablo Nieto, portavoz socialista de Boadilla. "Y en la mayoría de los casos no se realizaba ninguna campaña informativa, por lo que la trama de Correa se lo llevaba limpio sin tener que hacer nada", explica Manuel Fort, portavoz del PSOE de Majadahonda.

Sólo en el año 2008 hubo 14 adjudicaciones municipales por encima de los 100.000 euros en estos dos municipios, seis de ellos por encima de los 1,5 millones. Los 14 contratos suman 22 millones en los cánones que pagaron los dos consistorios. La red de Correa se pudo llevar sólo ese año un 2% de esos 22 millones, 440.000 euros.