"Un taxi a París, por favor", crónica de un viaje 'sui géneris' por culpa de un volcán

  • La tarifa que se aplica es de 1,18 euros por kilómetro.
  • Hacen un par de paradas para un tomar café y reponer combustible.
  • Taxistas barceloneses conducen hacia ciudades de Francia, Bruselas, Alemania, Suiza, y Holanda.
Un taxi de Barcelona en una imagen de archivo.
Un taxi de Barcelona en una imagen de archivo.
20MINUTOS.ES

"Nunca me había cruzado con tantos taxis de Barcelona al atravesar La Jonquera". Así narra Joan Martínez la jornada más sui géneris que ha vivido como taxista: pasó la noche del sábado conduciendo de Barcelona a París para llevar a un pasajero afectado por el caos aéreo provocado por el volcán islandés.

"Era un francés que ya no aguantaba más, y quería llegar a su casa", explica Martínez; el pasajero con el que atravesó Francia por carretera el sábado pasado tendría que haber llegado el día anterior a París en un vuelo procedente de Vietnam, pero el cierre de los aeropuertos del norte de Francia le llevó a una ruta internacional no deseada, saltando de aeropuerto en aeropuerto.

De Vietnam a Roma, de Roma a Barcelona, y de Barcelona vuelta a casa en taxi por la friolera de 1.400 euros; José Martínez y su peculiar pasajero salieron de Barcelona el sábado a las 18:00 horas y llegaron a París a las seis de la mañana siguiente, con tan sólo un par de paradas en el largo camino para despejar la mente con un café y reponer el depósito del vehículo.

A pesar de lo impactante de las cifras, la tarifa que se aplica para estos pintorescos trayectos en taxi es de 1,18 euros por kilómetro, la misma que se cobra para ir de Barcelona a Girona, a Reus, o a cualquier otra ciudad fuera del área metropolitana de la capital catalana. Como Martínez, muchos taxistas barceloneses salen de sus rutas habituales estos días y ven correr el cuentakilómetros hasta ciudades de Francia, Bruselas, Alemania, Suiza, y Holanda.

Así, Josep Duran recibió el sábado un encargo curioso: trasladar de Girona a Londres a un médico inglés que tenía que realizar una operación a primera hora de este lunes. "La gente se lleva las manos a la cabeza con los precios del taxi en trayectos tan largos, pero no se dan cuenta de que sería más caro viajar en un billete de avión de primera clase comprado a última hora, especialmente si se tiene en cuenta que la cuantía del taxi puede repartirse entre varios pasajeros", explica Duran.

Martínez coincide con su compañero en que se está dando la imagen de que los taxistas "están haciendo el agosto" con el caos aéreo de estos días, pero "no se tiene en cuenta el coste del combustible, las horas que el profesional tiene que estar conduciendo, y el desgaste que conlleva un trayecto así". Por ello, Martínez asegura que, aunque "viene bien" ganar en un día lo mismo que ganarías en una semana normal, es un tipo de trayecto "demasiado sacrificado para el taxista".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento