Baltasar Garzón.
El juez Baltasar Garzón, rodeado de fotógrafos y periodistas. EP / REUTERS

El Tribunal Supremo ha confirmado la admisión a trámite de la querella presentada contra el juez Baltasar Garzón por un presunto delito de prevaricación, en relación a la intervención de comunicaciones en prisión entre acusados del 'caso Gürtel' y sus letrados.

La Sala de lo Penal del Supremo rechaza el recurso de la FiscalíaLa Sala de lo Penal del alto tribunal ha rechazado en una providencia notificada este viernes así el recurso de la Fiscalía, al que se adhirió Garzón, contra la decisión del pasado 25 de febrero del Supremo de admitir a trámite esta querella, la tercera presentada contra este magistrado en este tribunal.

La querella fue presentada por Ignacio Peláez, abogado de José Luis Ulibarri, uno de los acusados del 'caso Gürtel', por considerar que Garzón autorizó de forma genérica e indiscriminada la intervención de las grabaciones de cualquier letrado, siendo "perfectamente conocedor de la ilicitud e ilegalidad que estaba cometiendo".

Peláez considera que Garzón prevaricó y cometió un delito contra la garantía institucional de la intimidad al intervenir las conversaciones mantenidas por los tres presuntos cabecillas de la trama corrupta con sus abogados en prisión.