Los acusados de colaborar con ETA, en una rueda de prensa el nueve de noviembre (EFE).
Los acusados de colaborar con ETA, en una rueda de prensa el nueve de noviembre (EFE). Efe

La primera sesión del juicio se suspendió antes de tiempo ante la incapacidad de la sala de encontrar, entre todos los que obran en la causa, los documentos reclamados por la defensa del ex responsable de finanzas de KAS en Vizcaya Vicente Askasibar durante su interrogatorio.

Ante esta situación, la presidenta del tribunal, Angela Murillo, solicitó a las defensas que elaboren un listado con las piezas de convicción que necesitarán para sus interrogatorios para facilitar su localización.

La vista había comenzado a las 10.25 horas de la mañana después de que la Policía cotejara una a una con sus fichas policiales la identidad de los procesados, que como ya hicieran hace una semana intentaron acreditarse a la entrada del tribunal exhibiendo el llamado "DNI vasco".

 

DNI vasco según Galtzaundi.com

Solicitaron la suspensión

La primera parte de la sesión del lunes fue empleada por las defensas para solicitar la suspensión del juicio, alegando entre otras cosas que la sala no había resuelto un recurso de súplica presentado contra la inadmisión a trámite de un incidente de recusación contra varios miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado llamados a declarar como peritos.

El tribunal rechazó la petición de la defensa de suspender el juicio

El tribunal, que suspendió la vista durante algo más de media hora para deliberar sobre estas cuestiones, rechazó la petición de la defensa en una resolución en la que afirma que, según la ley, "no cabe recurso contra el auto que resuelve la recusación, y asimismo (...) y con más razón, contra el auto que ni siquiera lo admite a trámite".

 La sala también se opuso a suspender la vista por el hecho de que dos de los procesados -Unai Hernández Sistiaga y Francisco Aranburu- se encuentran huidos y un tercero -Peio Jon Sánchez Mendaza- preso en Francia, y sólo acordó suspender la causa respecto de ellos, pero continuarla para el resto de los acusados.

Askasibar, el primero

A continuación se llamó a declarar al primero de los acusados, Vicente Askasibar, para quien el fiscal solicita 15 años de prisión por un delito de integración en organización terrorista.

Askasibar anunció que no iba a contestar ni a las preguntas del fiscal ni a las de la acusación popular que ejerce la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) al considerar que se encuentra ante un "juicio político". El fiscal Enrique Molina leyó entonces ante la sala las 94 preguntas que tenía preparadas para este procesado, y que versaban sobre el funcionamiento interno de KAS y las relaciones de esta organización con otras del entorno abertzale y con varias de las empresas que supuestamente pertenecen al "entramado financiero" de ETA.

Askasibar negó haber pertenecido a ETA

A preguntas de su defensa, Askasibar negó haber pertenecido a ETA o haber seguido instrucciones de la banda terrorista y dijo que KAS era una "organización política" cuyo presupuesto anual no superaba los 30 millones de pesetas. En esta primera sesión del juicio, los procesados recibieron el apoyo de un grupo de personas desplazadas desde el País Vasco, como el portavoz de Batasuna y ex parlamentario vasco Joseba Permach y el ex director del diario Egunkaria, clausurado en febrero de 2003, Martxelo Otamendi.

También acudieron miembros de la plataforma 18/98+, cuyo portavoz, Roberto Etxezarreta, afirmó que "este juicio nunca tenía que haberse celebrado, es una sinrazón". En el mismo sentido se pronunció la portavoz de los procesados, la también acusada Teresa Toda, ex directora adjunta de Egin, quien manifestó que "la única razón que hay para este juicio es de carácter político".

Por su parte, el ex portavoz de la AVT Daniel Portero aseguró que si el "macrojuicio" que comenzó hoy "no va a buen puerto, no acabaremos del todo con la banda terrorista". El juicio se reanudará mañana a las 10.00 horas.

El DNI vasco

El primero de los procesados en cruzar el arco de seguridad del pabellón fue el ex parlamentario de HB José María Olarra Agiriano, quien exhibió el Euskal Nortasun Agiria (ENA o DNI vasco), por lo que los agentes de la Policía encargados de acreditar a los acusados procedieron a sacar su ficha policial y cotejar su identidad con ella antes de permitirle el acceso a la sala.

NOTICIAS RELACIONADAS