Garzón sienta en el banquillo a la red de apoyo a ETA en el mayor jucio de la historia de España

Garzón sienta en el banquillo a la red de apoyo a ETA en el mayor jucio de la historia de España

Garzón entra en la Audiencia Nacional en una foto de archivo (Reuters).
Garzón entra en la Audiencia Nacional en una foto de archivo (Reuters). (Reuters)
Ampliar
La Audiencia Nacional juzgará a partir de hoy a 56 presuntos miembros de los aparatos político, financiero, mediático e internacional de ETA, acusados de integrar un entramado alegal que actuaba como apoyo a la organización terrorista. Es el mayor juicio en la historia judicial de España.

Durante el macrojuicio, que se celebrará en un pabellón de la Casa de Campo de Madrid, la Fiscalía tratará de demostrar que organizaciones como KAS, EKIN o XAKI eran "el estómago, el corazón y la cabeza" de ETA, según la expresión utilizada esta misma semana por el teniente fiscal de la Audiencia Nacional Jesús Santos.

Durante un seminario sobre financiación del terrorismo, Santos recordó que, hasta 1997, la lucha contra ETA se centraba en la desarticulación de comandos y de infraestructura -que volvían a recomponerse al poco tiempo- y que sólo cuando las investigaciones apuntaron al "entorno político-financiero" de la banda ésta entró en el proceso de declive que, a su juicio, vive hoy.

Proclama abertzale

Por su parte, el mundo abertzale pretende convertir el juicio en "altavoz del futuro de libertad y de paz de Euskal Herria", anunciaron los acusados el pasado día 9 en una conferencia de prensa celebrada en San Sebastián.

La primera muestra de que intentarán utilizar la vista como caja de resonancia de sus reivindicaciones se dio este pasado lunes, cuando los procesados intentaron sin éxito utilizar el llamado DNI vasco para acreditarse ante el tribunal, que recurrió a las fichas policiales de cada uno de ellos para comprobar su identidad.

La implantación del Euskal Nortasun Agiria (ENA o DNI vasco) era precisamente uno de los objetivos del denominado "proyecto de desobediencia civil" impulsado por la Fundación Joxemi Zumalabe, intervenida judicialmente en el año 2000 y cuyos responsables se sentarán el lunes en el banquillo de los acusados.

Estos responsables han dicho que confían en recibir ese día el apoyo de los partidos y organizaciones sociales -entre los que se incluyen todas las formaciones nacionalistas vascas- que han expresado durante los siete años que ha durado el proceso su rechazo a esta actuación judicial.

Juicio instruido por Garzón

La causa, instruida por el juez Baltasar Garzón y que engloba las operaciones contra KAS y su sucesora EKIN, Egin, Ardi Beltza, XAKI y la llamada "trama de desobediencia civil", se juzgará en un pabellón de la Casa de Campo de Madrid y ocupa unos 600 tomos que contienen más de 200.000 folios.

Aunque el llamado sumario de la colza, cuyo juicio también se celebró en la Casa de Campo, reunió más de un millón de folios, la vista bate el récord respecto al número de acusados entre las causas seguidas hasta ahora en la Audiencia Nacional.

El tribunal, formado por los magistrados Angela Murillo, Nicolás Poveda y Luis Martínez de Salinas, ha citado a más de 300 testigos, que responderán a las preguntas del fiscal Enrique Molina, de los dos abogados de la acusación popular ejercida por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) y de los doce letrados de la defensa, que pedirán la absolución de sus representados.

Largo proceso

Las previsiones más optimistas, barajadas por algunos miembros del tribunal, cifran en cuatro o cinco meses la duración del juicio, aunque otras fuentes consultadas en la Audiencia Nacional hablan de un mínimo de ocho meses.

El procesado para el que la Fiscalía solicita la pena más alta, 51 años de prisión, es el ex dirigente de KAS Xabier Alegría, que responderá de los delitos de pertenencia o colaboración con banda armas, contra la Seguridad Social y la Hacienda Pública, falseamiento de contabilidad de registros contables e insolvencia punible.

Entre los acusados también figuran los ex consejeros de Orain, editora de Egin, José Ramón Aranguren y Francisco Murga y el ex miembro de la Mesa Nacional de HB y ex presidente del Consejo de Administración de Egin José Luis Elkoro, para quienes el ministerio público pide 48 años de cárcel.

Con peticiones de pena menores figuran, entre otros, el ex parlamentario vasco José Antonio Etxeberria, el ex parlamentario foral Jaime Iribarren y los ex miembros de la Mesa Nacional de HB Jokin Gorostidi, José María Olarra y José María Ignacio O'Shea, así como el ex director de Egin Javier María Salutregi y la ex subdirectora de este diario María Teresa Toda.

Pepe Rei, fuera del juicio

El ex redactor jefe de este periódico y luego director de la revista Ardi Beltza Pepe Rei ha sido apartado del procedimiento debido a su estado de salud, situación en la que también se encuentra el ex consejero delegado de Orain, Ramón Uranga.

Además, el tribunal ha declarado "extinguida la responsabilidad criminal por fallecimiento" de otro de los procesados, Manuel Aranburu, también ex consejero de Orain. Ninguno de los acusados está en prisión por esta causa, aunque tres de ellos -el responsable de tesorería de KAS en Guipúzcoa Iker Beristain y los dirigentes de EKIN Rubén Nieto e Iker Casanova- permanecen encarcelados acusados de colaborar con ETA o de pertenecer a los aparatos de infraestructura o captación de la banda terrorista.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/67271/0/ETA/JUICIO/AUDIENCIA/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios