Según informaron a Europa Press fuentes de la entidad burgalesa, se trata de un paso "importante" y previo a las autorizaciones necesarias del Ministerio de Economía y el Banco de España para que las tres entidades comiencen a operar como grupo.

La intención de las tres cajas de ahorro es comenzar a trabajar como ente financiero el próximo 1 de mayo, aunque para ello es necesario que la Junta de Castilla y León no ejerza su derecho a veto sobre el proyecto de Caja de Burgos.