Así, anunció que en caso de que el juez Castro no las retire presentará un recurso dentro de los plazos legales. Perera justificó esta petición en el desconocimiento que tenía de la existencia de unas grabaciones que reproducen conversaciones telefónicas entre ñel y Jaume Matas.

En este sentido, el letrado sostiene que al encontrarse su cliente en Estados Unidos la única vía que tenía para comunicarse con él era telefónica y considera que estas conversaciones forman parte del ámbito privado, razón por la cual sostiene su exclusión de la investigación.

De esta forma, Perera pide que el juez actúe de la misma manera que el Tribunal Superior de Madrid lo ha hecho con las conversaciones telefónicas grabadas en el marco del caso Gürtel ordenadas por Baltasar Garzón.

Finalmente, el letrado confirmó que Jaume Matas declarará a lo largo del día de hoy con independencia de la decisión que adopte el juez en relación a petición de exclusión de las conversaciones telefónicas, después de que ayer el presidente, su mujer y su supuesto testaferro, Bartomeu Reus, no prestaran declaración tras la aparición de nuevas pruebas.