Factura con IVA
Factura con IVA. EROS ALBARRÁN

El Congreso rechazó este martes, por seis votos, la moción del parte del PP a la subida en el IVA, que entrará en vigor en julio.  Los Presupuestos Generales incluían una subida de este impuesto, que ha resultado ser ciertamente polémico.

Repasamos las claves de esta medida.

1.¿Qué sube? Prácticamente todo, porque el IVA se aplica a todo producto y servicio. El IVA general pasará del 16 al 18%. El reducido (transporte, hostelería, vivienda nueva, etc.) lo hará del 7% al 8%. El superreducido (alimentos no manipulados y prensa) se mantiene igual, en el 4%.

2. ¿Por qué se adopta esta medida? Por el déficit público de las Administraciones españolas, que según los cálculos provisionales del Gobierno podría haber acabado 2009 en el 11,4%, como consecuencia del descenso de los ingresos y el aumento de los gastos. El pacto de estabilidad obliga a todos los miembros de la UE a tener en 2013 un déficit del 3%. El Ejecutivo espera que este año el déficit se quede en el 9,8%.

3. ¿Cuánto supondrá? Según los cálculos del Gobierno, se podrían recaudar unos 5.150 millones de euros en 2011. Este año sólo 1.900 millones. Muy poco dinero si se considera que sólo el Estado (sin contar comunidades autónomas ni ayuntamientos) tiene un déficit de casi 100.000 millones.

4. ¿Qué se ha hecho en otros países? En general, en la UE se está apostando más por la austeridad en el gasto que por los cambios tributarios. Pero el Reino Unido y Portugal han adoptado reformas fiscales para incrementar los impuestos directos a las rentas más altas. Alemania hizo una rebaja fiscal para animar el consumo y luego retiró la medida. También subió el IVA (del 16% al 19%) en 2007 y de los tres puntos de incremento, se compensó uno con una rebaja de las cotizaciones sociales, como recordó el lunes el comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia.

5. ¿Qué consecuencias tendrá? Ésta es la clave de la polémica. El PP y varias organizaciones empresariales aseguran que tendrá un efecto negativo y que frenará una recuperación que aún es bastante débil. Además, aseguran que impulsará el fraude fiscal. Pero no todos coinciden con este análisis: también hay quien dice que no incidirá en el consumo, salvo para los bienes más caros (casas o coches, por ejemplo) cuyas compras se adelanten a la entrada en vigor.

6. ¿Qué dice el Gobierno? Defiende que la presión fiscal en España es más baja que la media europea: está en el 30,3% antes de esta subida, frente al 40% de media de la UE. España también tiene un IVA más bajo que el resto, que se mueven entre el 19 y el 21%. Además, defienden las prestaciones sociales y las infraestructuras y "eso implica gastos".

7. ¿Y por qué no se tocan los impuestos directos? La ministra Salgado reconoció esta semana que tal vez no deberían haber suprimido el impuesto de patrimonio. Y es que en los últimos años el Gobierno había afrontado varios cambios fiscales, siempre a la baja, sólo ahora completados. Hacer ahora cambios en el IRPF, como ayer pidió la izquierda parlamentaria, sup0ndría una rectificación inaceptable por el Gobierno.