gerona derrumbamiento
Los bomberos sacan el cuerpo del guarda muerto (Efe). Efe

Los trabajos de rescate han durado toda la noche. Cerca de las 22.00 horas de anoche, los dos vigilantes fueron sepultados por el desprendimientos cuando se encontraban en una caseta ubicada en la boca del túnel. Al parecer, una malla que sujetaba las rocas se rompió.

Para los trabajos se han usado dos grandes grúas con las que retirar grandes bloques de piedra, han informado los Bomberos de la Generalitat de Cataluña.

Las 20 dotaciones de bomberos llegadas de distintos parques de la la provincia de Gerona trataron durante toda la noche de acceder a la zona con rapidez y retirar los bloques de piedras para poder llegar hasta las víctimas.

Rocas sueltas al romprese una malla

También se desplazó al lugar del accidente el alcalde de Sant Esteve d'en Bas, Miquel Calm, que ha informado que la rotura de una malla protectora que sujetaba el material que cubre el exterior del túnel ha provocado el desprendimiento de "todo un bloque de rocas", algunas de dos o tres toneladas de peso.

Miquel Calm ha añadido que en el lugar del accidente no había más trabajadores porque había un camión averiado y que las personas atrapadas, una de ellas de nombre Jordi, residen en la comarca barcelonesa de Osona.

El desprendimiento podría haber sido provocado por las lluvias registradas en Cataluña en los últimos días.