Una labor que antaño ya hizo Henri-Cartier Bresson, quien por aquí anduvo para recoger estampas de los bajos fondos y que, ahora, con esta muestra, se repite con un barniz menos indiscreto. El paisaje urbano, que luce más impresionante sobre papel fotográfico que en la realidad, se adereza aquí con el paisanaje humano, dando como resultado una visión inédita del entorno alicantino. * Centro Municipal de las Artes, plaza de Quijano, 2. Hasta el 31 de enero. De lunes a viernes, de 9.00 a 14.00 y de 16.30 a 21.30 h (sábados tarde). Gratis.