Treinta y siete puntos de venta desarticulados y treinta y siete personas detenidas, es el resultado de la última operación de la Policía contra el tráfico de estupefacientes. Hasta 15 puntos de venta se desarticularon en Palma-Palmilla, siete en el centro de ocio Plaza Mayor, cinco en García Grana, cuatro en Los Asperones, dos en el distrito Centro, tres en La Trinidad y uno en Carranque.

Todos, dedicados menudeo de heroína, cocaína y hachís. En la intervención, cuya fecha no ha sido concretada, también se intervinieron joyas, una pistola, una catana y cuchillos. Por otra parte, ha sido detenido un ciudadano nigeriano de 29 años que regentaba un locutorio en Rincón de la Victoria. La Guardia Civil lo arrestó tras recibir un mochila cargada de droga. Tenía 1,1 kilogramos de cocaína.