Alfredo Pérez Rubalcaba
El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, este miércoles en el Congreso. Ángel Díaz / EFE

El Gobierno ha informado este miércoles de la llegada del primero de los presos del penal estadounidense de Guantánamo (Cuba) que España ha aceptado acoger y que se trata de un ciudadano de origen palestino. Se trata del primer preso que acoge el país en virtud de los acuerdos alcanzados entre la UE y Estados Unidos para el desmantelamiento de ese penal, tendrá un permiso legal de residencia y libertad de movimientos, pero restringida al territorio español.

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha confirmado esta mañana en el Congreso, que esta persona -el primer preso de la cárcel estadounidense que acoge España- llegó esta madrugada, es de origen palestino y no tiene ninguna causa penal abierta en ningún lugar.

En función de los acuerdos fijados entre la UE y EEUU, la persona acogida no tiene ninguna causa penal abierta ni en Estados Unidos, ni en Europa ni en su país de origen. El joven tendrá permiso de residencia y de trabajo

Aunque tendrá libertad de movimientos dentro de España, no podrá cruzar la frontera, tal y como se ha acordado para todos los presos que lleguen a los distintos socios europeos, cuya libertad de movimientos estará circunscrita al territorio del país de acogida.

Según Rubalcaba, todavía no se ha determinado el número exacto de prisioneros de Guantánamo (Cuba) que serán acogidos en España, puesto que se están estudiando diversos expedientes para comprobar si se cumplen todos los requisitos exigidos, aunque ha aclarado que no serán más de cinco en total.

Necesidad de anonimato

No ha querido tampoco facilitar más detalles sobre este primer reo porque la intención del Gobierno es que pueda rehacer su vida en España y, para ello, cuanta menos notoriedad se le dé, más facilidades de integración tendrá, ha aducido.

En cualquier caso, ha dejado claro que los presos que sean acogidos por España vivirán de forma absolutamente ajustada a derecho, con un permiso de residencia por razones humanitarias y con la posibilidad de trabajar.

Todo ello garantizando, además, la seguridad de todos los españoles.

Según informa este miércoles El Periódico de Catalunya, el joven ha nacido en Gaza y vivió en Arabia Saudí y Pakistán.

Antes de aterrizar en España, el avión tenía previsto hacer escala en otro país europeo, donde los agentes debían entregar a otro preso, según este diario.