La huelga general de Grecia termina en violentos enfrentamientos con la Policía

  • La huelga por el plan anticrisis del Gobierno ha acabado con enfrentamientos entre grupos de jóvenes y la Policía.
  • Ni aviones, trenes, hospitales, colegios... una huelga general en protesta por las medidas de ahorro del Gobierno paraliza el país.
  • Los sindicatos cifran en un 80% la participación en la huelga.
Aspecto que presentaba esta mañana la estación ferroviaria en el centro de Atenas.
Aspecto que presentaba esta mañana la estación ferroviaria en el centro de Atenas.
Simela Pantzartzi / EFE

La huelga general convocada este miércoles en Grecia en protesta por el plan anticrisis del gobierno socialista ha terminado con el enfrentamiento entre algunos de los manifestantes más jóvenes y los agentes policiales. Los alborotadores han lanzado cócteles molotov, botellas y bengalas que ha causado daños en algunas tiendas del centro y la Policía griega ha respondido con gases lacrimógenos. Al menos dos activistas han sido detenidos.

La protestaa la ha convocado la Confederación General de Trabajadores de Grecia (GSEE) en respuesta al plan del Ejecutivo de recortar en un 10% los gastos públicos este mismo año, congelando los salarios y aumentando la edad de jubilación para reducir el déficit público en 4 puntos porcentuales este año. Además, ha contado con una muy alta participación en el sector público y privado, aseguran los dos principales sindicatos del país.

El portavoz de la Unión de Empleados Civiles (ADEDY), otro de los sindicatos que secundan la protesta, Spiros Papaspiros, señaló en Atenas que un 80 por ciento de los empleados convocados al paro no han acudido a sus puestos de trabajo. Una participación similar se produjo en la huelga del sector privado, aseguraron fuentes del sindicato GSEE.

Dos grandes manifestaciones de estos dos sindicatos llenaron este miercoles el centro de Atenas, con especial presencia de trabajadores vinculados a organizaciones comunistas, aunque por ahora sin serios incidentes.

Las oficinas públicas, hospitales, universidades y gran parte del transporte público urbano no funcionan, mientras que todos los servicios de trenes y aviones han sido cancelados hasta las 06.00 horas (04.00 GMT) de este jueves. Un total de 400 vuelos, incluidos los internacionales, han sido cancelados debido a la participación en el paro de los controladores aéreos.

En los hospitales públicos los médicos sólo atienden los casos de máxima emergencia, mientras que las cadenas de televisión y las radios no emiten espacios informativos. En el sector turístico no hay huelga mientras que algunos supermercados y otras tiendas sí han abierto.

Los sindicatos prometieron en las principales manifestaciones "más huelgas hasta que el gobierno nos escuche" y en muchas pancartas se pueden leer lemas como "no seremos nosotros quienes paguemos por la crisis de los ricos" o "El pueblo y sus necesidades son más importantes que los mercados".

La policía griega calcula que la participación en las manifestaciones de Atenas es de en torno a unas 20.000 personas, cuando los sindicatos lo elevaban hasta al menos el doble.

Ante la huelga, El primer ministro griego, Giorgios Papandreu había expresado su comprensión por el malestar popular aunque recordó al mismo tiempo que el Estado griego simplemente "no tiene más dinero". Los sindicatos aseguran que el Gobierno ahorra en los lugares equivocados y exige que el ahorro se reparta de forma más justa para que empleados y jubilados no sean los que paguen la crisis.

Medidas polémicas

Los socios de Grecia en la Moneda Única Europea exigen a Atenas conseguir este año una reducción de 4 puntos del déficit público, del 12,7% al 8,7% del Producto Interior Bruto (PIB).

El déficit, el mayor de la zona del euro, y la deuda pública de 300.000 millones de euros, junto a la acusación de supuesta falsificación de datos estadísticos sobre la economía, han mermado la credibilidad de Grecia en los mercados internacionales.

Actualmente, un equipo de observadores de la Comisión Europea, del Fondo Monetario Internacional y del Banco Central Europeo se encuentra en Grecia para supervisar la puesta en práctica de las medidas exigidas para superar la crisis.

Grecia se ha convertido así en el primer país de la zona euro sometido a un estricto control de sus socios.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento