"Dijimos desde el principio que esa negociación no debía haber tenido lugar", asevera en un comunicado el dirigente nacionalista, quien argumenta que "las leyes del Parlamento no se negocian" y que "estaba claro" que el diálogo con el Ejecutivo central estaba abocado "a un callejón sin salida".

A juicio del portavoz nacional del Bloque, ni la Xunta es quien "para negociar en nombre del Parlamento" ni el Gobierno central lo es "para arrogarse el papel de árbitro constitucional". Además, apela a "una gran reacción social por abajo" que haga que "Madrid entienda que no le va a salir gratis el ataque al autogobierno de Galicia".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.