González aseguró que España tiene "una capacidad más que suficiente" para aumentar dicho porcentaje y "debe hacerlo teniendo en cuenta el objetivo europeo de llegar al 10 por ciento de mezclas de biocarburantes para el 2020".

Así lo puso de manifiesto en el inicio de la campaña de recogida de aceites vegetales usados para la producción de biocombustibles en Palencia, fruto del convenio firmado entre el Ayuntamiento de Palencia, la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León y el Ente Regional de la Energía de Castilla y León el pasado 13 de enero en Valladolid.

El alcalde de Palencia, Heliodoro Gallego, valoró esta iniciativa medioambiental como una "campaña importante que reducirá la contaminación de los ríos en materia de residuos procedentes de aceites usados", para lo que pidió "colaboración, implicación y compromiso a todos los palentinos".

Por su parte, el director general de Infraestructuras Ambientales de la Junta, José Antonio Ruiz, añadió que esta recogida "no sólo pretende contribuir a la eliminación de un residuo altamente contaminante y dañino para el medio ambiente", sino también "valorizarlo, creando un combustible limpio, como el biodiesel".

La iniciativa permite también la creación de empleo, ya que se pueden "generar más de 60 puestos de trabajo" en la Comunidad, en concreto, nueve por cada mil toneladas de Aceite Usado Vegetal recogidas. En Palencia, en un principio, va a dar trabajo a tres personas, que pertenecen a la Fundación San Cebrián; de esta forma, la labor de recogida y gestión del Aceite Usado Vegetal de origen doméstico está ligada a la labor social, ya que los empleados serán discapacitados.

De esta forma "se permite dignificar sus vidas y conocer la importancia del trabajo para dichas personas y sus familias", según afirmó Julio Rubio de la Rúa, presidente de la entidad.

En total, se estima que la recogida y la gestión del Aceite Usado Vegetal generará más de 30 empleos para los discapacitados de la organización Ecodis en toda Castilla y León, aunque se espera que, una vez consolidad la iniciativa, la cifra se pueda duplicar el número de puesto de trabajo.

La campaña 'Recogida de aceites vegetales usados para la producción de combustibles', comienza hoy en Palencia con la distribución de 33 contenedores de color naranja por toda la ciudad para recoger los más de 300.000 litros estimados de aceite usado que se generan anualmente en la ciudad.

A esta iniciativa se sumarán otras actividades de sensibilización, como charlas-teatro para escolares de entre nueve y doce años; jornadas informativas para asociaciones de vecinos y otros colectivos implicados, y un teatro de calle que tendrá lugar el día 6 de marzo en el Parque Isabel II, en aras de concienciar a la población de forma amena y divertida.

Además se repartirán embudos a los habitantes para facilitar el vertido de aceites en las botellas de plástico que se arrojarán a los contenedores, así como dípticos informativos, carteles y tarjetones en los que se muestra la ubicación de los contenedores.

Consulta aquí más noticias de Palencia.