'El Internado' y 'Eurovisión'
Una imagen de 'El Internado' (izquierda) y Diges, el nuevo representante de Eurovisión. Antena 3 / RTVE

Eurovisión: Destino Oslo, la gala que La 1 de TVE emitió el lunes en el horario de máxima audiencia y en la que se eligió al representante español en Eurovisión, congregó a 2.630.000 espectadores y tuvo un 15,6% de cuota de pantalla, es decir, un resultado más que óptimo si se tiene en cuenta que el mismo espacio obtuvo hasta 13 puntos menos el año pasado.

'Amar en tiempos revueltos' permanece inamovible como líder de la sobremesa Esta "resurrección" eurovisiva, como la han definido algunos medios, no logró sin embargo batir a la serie El Internado (Antena 3), que fue seguida por 3.113.000 televidentes y alcanzó una cota del 17,7%. Ni los insultos y provocaciones de John Cobra -uno de los finalistas del festival musical-, ni las elegantes maneras de Anne Igartiburu por aplacar las iras del rapero, ni los gritos del público en el plato de TVE lograron arrancar a los seguidores de los chicos del Laguna Negra de la pantalla de Antena 3.

En cuanto al late night, cabe destacar el ascenso After Hours (Cuatro), que anotó su mejor resultado del curso por segunda semana consecutiva con un 13,1% de cuota y 842.000 espectadores. Parece ser que las maneras afectadas pero atrevidas Rafa Méndez, ex coreógrafo de Fama ¡a bailar!, conductor del espacio, han sabido enganchar a una audiencia curiosa a la que llevó el lunes a visitar el mundo de la prostitución.

A pesar de ello, los ganadores de esa franja horaria fueron, para variar, los agentes del CSI en Telecinco.

En la sobremesa, el capítulo diario de Amar en tiempos revueltos (La 1) volvió a liderar con más de 3,3 millones de espectadores y un 25,4% de cuota.

También los informativos de la TVE fueron los más vistos. En concreto, el Telediario Segunda Edición de La 1, con Pepa Bueno, protagonizó el minuto más visto del día, en el que superó los 4,1 millones de espectadores (21,3%).