Estudiar las características genéticas y agronómicas del azafrán es una de las tareas que aborda el Banco Mundial de Recursos Genéticos de Azafrán y Especies Afines (Crocus spp), creado como implementación del proyecto 'CROCUSBANK', que está coordinado por el catedrático de Genética de Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos de Albacete José Antonio Fernández Pérez, y en el que participan 14 grupos de investigación de 9 países del mundo, informó la UCLM en nota de prensa.

Una de las tareas en este banco mundial es la caracterización del material vegetal, es decir, el estudio de sus características genéticas y agronómicas de la colección. "Para ello se están desarrollando marcadores basados en análisis de DNA, que se aplican en la selección de cultivares mejorados para la producción de azafrán", señala el profesor Fernández, añadiendo que la caracterización molecular también permite identificar repeticiones e individuos 'fuera-de-tipo', estimar la diversidad de varios grupos geográficos o cultivados o silvestres, y clarificar la relación genética entre esos grupos.

En este contexto, la celebración del taller, a modo de 'workshop', se realizará con la idea de evaluar resultados y establecer criterios sobre los marcadores moleculares de aplicación en cada caso. Para ello participarán, "los mejores expertos en genética del azafrán en lo que es la segunda fase de la realizada en enero de 2007",- tal y como apunta el profesor de la UCLM.

En esta ocasión, tomará parte el catedrático de Biología de la Universidad de Leicester Pat Heslop-Harrison; el doctor Argiriou Notis, del Instituto de Agrobiotecnología del Centro Heleno de Investigación y Desarrollo (Tesalónica), y el doctor Giovanni Giuliano, de la Agencia Nacional Italiana de Nuevas Tecnologías, Energía y Desarrollo Sostenible (ENEA), junto a los investigadores y técnicos de la UCLM Marta Roldán, Marcela Santaella, Tom Verwulgen, Mari Paz Tendero, Miriam Palacios, Rosa Ana Sánchez y José Antonio Fernández.

Con la celebración de este taller, se espera elaborar un programa de trabajo para los dos años que restan al proyecto "que nos permita avanzar en la caracterización y mejora genética del azafrán y aclarar aspectos básicos de gran importancia como el enigmático origen botánico de este cultivo", afirma José Antonio Fernández.

El Banco Mundial de Recursos Genéticos de Azafrán y Especies Afines tiene su sede en el Centro de Investigación Agraria de Albadalejito (Cuenca) con el doctor Marcelino de Los Mozos como conservador y gestor de la colección. El banco está sustentado por fondos regionales (consejerías de Agricultura y Desarrollo Rural, y Educación y Ciencia) y nacionales a través del Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA), pero mayoritariamente de la Comisión Europea, a través del Programa Comunitario sobre Conservación, Caracterización, Recolección y Utilización de los Recursos Genéticos en la Agricultura,

Agrigen res.

En el proyecto CROCUSBANK participa la UCLM, Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Universidad Politécnica de Valencia, Universidad Agrícola de Atenas, Universidad Aristóteles de Tesalónica, Fundación Nacional de Investigación Agrícola de Grecia, Instituto Nacional Politécnico de Toulouse, la empresa francesa Tradimpex JM Thiercelin Sas, Universidad de Catania, Universidad de Leicester, Universidad de Debrecen (Hungría), Universidad de Kastamonu (Turquía), Academia Nacional Azerbaijana de Ciencias, y el Centro Nacional de Investigación de El Cairo. Tras dos años de trabajo, el banco cuenta con 443 variedades locales y ecotipos de azafrán y especies silvestres emparentadas de 15 países.

Consulta aquí más noticias de Albacete.