El núcleo de Las Maretas cuenta con más de 400 viviendas y actualmente es el de mayor riesgo ante las lluvias torrenciales. "No podemos esperar a que ocurran desgracias para actuar, en tiempo y forma hay que hacerlo", explica Eladio Morales, informó la Corporación en un comunicado.

El Ayuntamiento solicita el amparo del Consejo Insular de Aguas, que a su vez debe solicitar la colaboración del Gobierno Autónomo y del Estado, pues son obras con presupuestos muy elevados, pero que deben ejecutarse.

No procede tampoco el desvío del barranco que desemboca en la playa de El Porís, pues no es necesario que llueva demasiado, para que el agua invada un buen número de viviendas y locales, además de destrozar la playa. La solución pasa por desviar hacia el Barranco de Los Caballos, entre El Porís y La Sarnosa.

La Corporación afirma que estos son los dos puntos de alto riesgo que hay en el municipio. El alcalde de La Villa de Arico manifiesta su agradecimiento al Gobierno de Canarias, que a través de la Empresa Pública GESPLAN está procediendo a la limpieza y conservación de caminos, limpieza de vertederos incontrolados y la eliminación del llamado "rabo de gato", que está muy expandido por los barrancos y carreteras.

El Ayuntamiento pedirá colaboración también para eliminar arbustos de los bordes de los caminos, que a veces casi hacen intransitable el paso de los vehículos.