Autoedición de libros: el 'plan B' de miles de escritores anónimos para poder publicar

Autoedición de libros: el 'plan B' de miles de escritores anónimos para poder publicar

Libros
Libros antiguos. (Guldfisken)
Ampliar

Si Virgina Woolf tuvo que fundar una editorial para publicar algunos de sus textos ella misma, ¿qué tendrán que hacer muchos escritores anónimos que intentan publicar en una situación de crisis económica, que hace que las editoriales arriesguen menos, y en un sector hipercompetitivo como el editorial? Mucho, quizá demasiado.

La estadounidense Lisa Genova pasó de autoditarse a la lista de más vendidos del New York TimesPor ello, muchos recurren a la autoedición. Las nuevas tecnologías la han hecho accesible a casi todos y a veces hay sorpresas como la de Lisa Genova en EE UU. Esta profesional del sector sanitario escribió una novela sobre el mal de Alzheimer Still Alice (Siempre Alice, en su edición española). Ninguna editorial la quiso y la acabó autoeditando con su propio dinero. Al poco tiempo de estar en librerías, un importante sello editorial le pagó un adelanto de seis dígitos y llevó al libro a la lista de más vendidos del New York Times.

En España también ocurre, aunque de momento a menor escala. La escritora Neus Arqués autoeditó su primera novela, "no tenía una alternativa convencional y lo desconocía todo sobre el sector".  Su libro acabó en el mismo sello que el super ventas internacional Dan Brown.

Yo me lo guiso...¿Yo me lo como?

En 2008, se publicaron 6.823 libros categorizados en España como autoeditados. Sin embargo, esas cifras no comprendían los libros sin ISBN o los libros publicados  por editoriales que se dedican a ofrecer servicios de autoedición. En 2005, de los aproximadamente 66.000 libros que publicaron su primera edición, un 20% eran autoeditados, según la revista Consumer.

En 2005, un 20% de los 66.000 libros publicados eran autoeditadosEl mecanismo para autoeditar tiene su complicación. El autor no sólo tiene que escribir la obra, si no que la corrige, maqueta y diseña la cubierta. Algo que puede resultar factible con unos conocimientos aceptables de informática y diseño, pero cuyo acabado puede estar lejos de lo deseable. Después, deben conseguir un depósito legal y un ISBN y buscar una imprenta, preferiblemente con impresión digital, para fabricar el libro.

¿Y ya está? No, después llegará el momento de afrontar la gran pregunta: ¿qué haces con los libros? Si sólo se hace por el placer de ver físicamente nuestro el libro y regalarlo a familiares y amigos, será suficiente. Si, además, queremos vender ejemplares tendremos el gran problema, insuperable para la mayoría de los autores, de la distribución: los libreros y los distribuidores están suficientemente saturados de novedades como para no abrir sus baldas a un autor desconocido y sin una editorial detrás.

La mayoría acaban recurriendo a regalar o vender a conocidos; otros visitan librerías en busca de su oportunidad o a Internet, que siempre ofrece nuevas vías. Sin embargo, colocar los libros es difícil. "Hay autores que tienen 500 ejemplares amantonados en su casa", describe Alberto Cerezuela, representante de la Editorial Círculo Rojo y, que además de dedicarse a la autoedición, publicó de este modo su primer libro.

Un ayuda en el camino

Como no todo el mundo puede autoditarse por sí mismo, existen editoriales o plataformas que dan ese servicio. Por un módico precio (o incluso gratis) 'externalizan' a los autores las labores de edición e incluso pueden favorecer la distribución y promoción de la obra.

Creamos un sistema con el que cualquiera pudiera cumplir el sueño de publicarLas nuevas tecnologías están revolucionando el mundo de la autoedición como demuestran iniciativas como Lulu y Bubok. Éste último permite editar un libro de forma gratuita; por 195 euros, gestionan el ISBN, el depósito legal y el código de barras; y así hasta la posibilidad de editar un libro de forma totalmente profesional con maquetación, corrección e incluso nota de prensa enviada los medios por 1.770 euros.

"Creamos un sistema con el que cualquiera pudiera cumplir el sueño de publicar", explica el director y fundador de Bubok, Ángel María Herrera, que reconoce que es una herramienta destinada más para aquellos que "quieren ser leídos que a los que quieren vender mucho o hacerse famosos". La fórmula no parece ir mal: desde abril de 2008 han publicado 20.000 títulos.

La gente no tiene claro lo que es la autoediciónTambién hay editoriales de funcionamiento más tradicional que se dedican a la autoedición.  "La gente no tiene claro lo que es la autoedición", asegura Cerezuela, de la editorial Círculo Rojo: "Si vas a una imprenta normal con tu libro te pedirán una burrada; nosotros, por menos, lo editamos, lo imprimimos y lo promocionamos".

Eso sí, siempre hay que tener cuidado e informarse; la mala prensa que tiene la autoedición en nuestro país se debe, no sólo al desconocimiento, sino a muchas experiencias desastrosas de organizaciones poco serias y profesionales.

Promociona tu libro y triunfa... O no

"Esto no es un camino de rosas", continúa Cerezuela, "nosotros siempre recomendamos que el autor se mueva en su entorno donde le conocen y la prensa es más accesible, si ahí triunfa entonces se puede distribuir".  En un mercado tan competitivo como el editorial, hay autores de su sello que venden 300 y 400 ejemplares, "que no lo venden muchos autores reconocidos". Alberto, con su primer libro autoeditado, vendió unos 5.000 ejemplares y llegó a estar en la lista de más vendidos de un periódico de su Almería natal.

Las nuevas tecnologias dan las mismas herramientas a autores editados y autoeditadosEntre esa masa de autores y libros, hay una pequeña elite que acaba triunfando y firmando con editoriales comerciales. Los hay en Bubok, en Círculo Rojo y en otras muchas plataformas similares. Son los menos, pero existen.

Con una obra así, el autor debe ser quién se mueva porque nadie lo hará por él. "Las nuevas tecnologías dan las mismas herramientas a autores editados y autoeditados, salvo el apoyo de la editorial", argumenta la escritora Neus Arqués. Esta autora fue la única responsable, gracias a Internet, de que su primera novela Un hombre de pago, autoeditada, se vendiera y llamara la atención de una editorial como Umbriel que la firmó.

Invertí mucho tiempo en hacer mi novela visible"Me hice un plan de acción: intenté ver hasta dónde llegaba con mis contactos en Internet o en los medios convencionales", recuerda Arqués. "La gran suerte que tuve fue la existencia de Internet: hice un blog para socializar la experiencia y los lectores me ayudaron a llevar la novela más lejos", concluye. De su experiencia como autora nació el libro Marketing para escritores, cómo publicar, promocionar y vender tu libro.

"Invertí mucho tiempo en hacer mi novela visible", asegura. Y lo logró. Ella es parte de una muy selecta minoría en el sector de la autoedición.

 

Puedes seguirme en Twitter: @davidyaguec

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url https://www.20minutos.es/noticia/616719/0/autoedicion/publicar/crisis/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios